lunes, 29 de mayo de 2017

El conocimiento que demanda el futuro



Por Gloria Cabero, directora de Mercadotecnia, SAS México





“Los datos son el petróleo de nuestra era”. Una frase bien conocida y, la verdad, nada exagerada. Como ocurrió en su momento con el llamado oro negro, la información se está convirtiendo en el combustible esencial del dinamismo y el crecimiento económicos.



Por tal motivo, la capacidad para aprovechar los datos críticos de negocio —hábitos y perfiles de los consumidores, tendencias demográficas e industriales, indicadores financieros, patrones operativos— será un factor cada vez más decisivo en el éxito de una organización.



No obstante, la transición hacia esta nueva realidad económica no es un camino libre de obstáculos. El talento humano es una de las principales barreras. A diferencia del sector energético que extrae su aún valioso activo con el apoyo de millones de especialistas, los expertos en analítica –es decir, quienes poseen los conocimientos necesarios para encontrar el valor estratégico en los datos empresariales– son un recurso escaso.



Dicha carencia, según estudios, está a punto de alcanzar una situación delicada. Para 2018, la demanda de talento en Analytics superará a la oferta en un rango de entre 50% y 60%. Además, de acuerdo con una consulta, atraer a especialistas en analítica, en comparación con otros perfiles profesionales, resulta muy difícil para el 48% de las empresas, y para el 42% de ellas, retenerlos es sumamente complicado.



Por fortuna, superar esta circunstancia es una meta alcanzable. Hace falta realizar un esfuerzo integral (basado en la colaboración entre gobierno, industria tecnológica, sector académico y ámbito corporativo) que fomente la educación superior en materias como Actuaría, Matemáticas Aplicadas y Computación (MAC), Estadística o disciplinas afines, e Ingeniería en Sistemas o carreras similares. Quienes cuenten con estas bases formativas, si reciben el apoyo indicado, podrán convertirse en los especialistas en Analytics que tanto requiere la economía mundial.



De ahí la importancia de la iniciativa Beca SAS, que está llegando a su edición 2017. Presente en nuestro país desde 2009 y con más de un centenar de jóvenes mexicanos beneficiados, Beca SAS es un programa de capacitación gratuito (para estudiantes del último semestre o recién egresados de licenciatura o posgrado en las materias señaladas) enfocado en el desarrollo de conocimientos y técnicas analíticas, tales como reporteo, minería de datos, analítica visual (Visual Analytics), entre otras competencias.



Estos conocimientos analíticos son esenciales para poder involucrarse en proyectos de Big Data, Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés), Machine Learning y Transformación Digital; las innovaciones que están redefiniendo la economía de hoy.



Asimismo, quienes consigan participar en el programa (Beca SAS involucra un proceso de selección de candidatos) reciben un gran beneficio adicional: su formación como expertos en Analytics implicará el uso de las soluciones SAS, la compañía que, desde hace más de 40 años, lidera el ámbito de la innovación en analítica con herramientas especializadas en distintas industrias y diversas funciones de negocio.



Para el futuro de los becarios de SAS, esta posibilidad no es menor. De acuerdo con algunas investigaciones, los conocimientos en analítica de SAS son la competencia mejor valorada en el mercado laboral de hoy, y pueden representar un incremento del 17% en el salario, en comparación con otro profesional que carece de dichas aptitudes.



En el caso específico de México, en donde las profesiones orientadas a la innovación todavía necesitan ganar terreno, Beca SAS es una oportunidad para fortalecer las posibilidades de obtener un empleo seguro y gratificante en todos sentidos. Por ejemplo, con una formación especializada en Analytics, un estudiante mexicano de Estadística Aplicada, una carrera que ya tiene una alta tasa de ocupación (alrededor del 99%), ampliará sus horizontes profesionales en forma importante.



La economía del planeta está cambiando de paradigmas, y eso no tendría que alarmar a nadie. Tal como lo hemos hecho en otras etapas, sólo necesitamos renovar nuestras ganas de aprender y buscar la información de calidad en el lugar indicado.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario