lunes, 19 de junio de 2017

Cinco tendencias de nube que reinan el territorio de la innovación






por: María Rosa Casillas, Director Cloud Sales México, IBM.




Si algo ha dejado claro este 2017 es el poder de unión de la computación en la nube.

En los últimos años, cuando se hablaba de adoptar la computación en la nube, no se presentaba como una realidad para las compañías. Si bien la primera ola de nube estaba más relacionada con temas de costo, hoy la discusión cambió y la preocupación de las empresas dejó de ser si adoptan la computación en la nube pasando a ser una realidad.

El ritmo con el que avanzan todas las industrias en la actualidad, hace de esta adopción un tema de sobrevivencia, sobre todo cuando se habla de modelos híbridos que ofrecen un sinfín de ventajas desde modelos privados, públicos o proyectos híbridos.

Una encuesta global de IBM, llevada a cabo con más de mil ejecutivos de 18 industrias, señala que casi todas las empresas encuestadas están usando la nube, pero solamente en algunas áreas de su negocio. El 78% de los encuestados afirman que sus iniciativas en la nube son coordinadas o totalmente integradas; mientras que un 34% afirmaba lo mismo en 2012. Las cifras seguirán creciendo, aunque al momento, para el cierre de este año todavía la mitad de las cargas de trabajo permanezcan en las instalaciones actuales, con servidores dedicados.

A medida que las empresas puedan seguir beneficiándose de la integración de su infraestructura local con la nube, aumentan sus inversiones en nuevas cargas de trabajo en nubes públicas. Claramente, la nube -y sobre todo la nube híbrida que trata de la combinación de nubes públicas con privadas, o con infraestructura física- se está convirtiendo en la plataforma ideal para la innovación.

Viviendo en este escenario, podríamos numerar las cinco tendencias emergentes que se están volviendo clave para la transformación de las empresas:

1. El ascenso de la Computación Cognitiva será impulsada por la nube: Un número cada vez mayor de las cosas de las que dependemos – tanto en la vida personal como profesional – es el creciente océano de datos que nos rodea. De hecho, el 80% de los datos del mundo son esencialmente “oscuros” y no estructurados; recogidos y almacenados por computadoras, pero invisibles e inutilizables desde la perspectiva del análisis. Los sistemas cognitivos, disponibles a través de la nube, están ayudando a procesar toda esta data.

Los servidores, almacenamiento y software, se están construyendo en una plataforma de nube híbrida, que habilita con mayor rapidez a las soluciones cognitivas. Esto es posible gracias a los sistemas informáticos cognitivos que pueden comprender, aprender y razonar. Rumbo al futuro, las soluciones cognitivas disponibles a través de la nube seguirán conduciendo nuevas experiencias y transformando industrias enteras, desde servicios financieros y retail, hasta compañías aéreas y salud.

2. Blockchain permite mayor confianza en cadenas de valor a través de la nube: Uno de los más emocionantes avances tecnológicos en los últimos años es, sin duda, Blockchain, la primera plataforma global y peer-to-peer para las transacciones comerciales y personales.

Blockchain es un ledger distribuido – también conocido por libro de contabilidad que registra bloques de información – fiable y protegido por encriptación avanzada, que permite que el sistema sea lo más seguro y a prueba de fallas. Sólo un círculo cerrado de los participantes tiene acceso y cada parte sólo puede ver la información que se les permite dentro de una transacción.

Cada vez son más las empresas y organizaciones que están optando por Blockchain y se estima que la aplicación de esta tecnología en las cadenas mundiales de suministro puede generar un ahorro más de US$100 mil millones anuales.

Los mejores sistemas están construidos de forma escalable, son ampliamente accesibles y consumibles tales como las API o soluciones en la nube.

3. La computación en la nube “sin servidores” está eliminando la complejidad y costo de desarrollo de aplicaciones: Una tecnología emergente llamada “computación sin servidor” hace que el uso de servidores virtuales y físicos sea completamente invisible para los desarrolladores.

Esta tecnología –ofrecido en la nube- está empezando a desentrañar las ventajas competitivas que cambian el juego para organizaciones de todos los tamaños y el resto de este años veremos a más empresas aprovechar sus beneficios, incluyendo la reducción del tiempo de desarrollo y costo más bajo.

4. La nube va a robustecer la seguridad: No hay semana en que no leamos noticias sobre violaciones de seguridad de TI que afectan a negocios, gobiernos y ciudadanos. Y los problemas de seguridad siguen apareciendo como un importante inhibidor de la adopción de la computación en la nube.

En los próximos meses, nuevas capacidades cognitivas acelerarán la transformación de las vulnerabilidades de seguridad percibidas de la nube. Generarán hipótesis, razonamiento basado en la evidencia y recomendaciones para mejorar la toma de decisiones. Como resultado, la seguridad cognitiva ayudará a abordar la falta de capacidades actuales, acelerar las respuestas y ayudar a reducir el costo y la complejidad de hacer frente a la delincuencia informática.

5. La transformación de la cultura está impulsando el camino hacia la nube: A medida que más organizaciones adoptan la nube, el trayecto requerirá una transformación que va más allá de la tecnología. Investigadores, desarrolladores, startups y organizaciones deben adoptar un cambio de cultura que priorice la experiencia del usuario y mejore la colaboración, la libertad para experimentar y un enfoque empresarial agudo.

Ahora, veremos a más empresas de TI creando espacios físicos reales – centros de innovación o garages – donde el talento es atraído y nutrido, y equipos pequeños podrán reunirse para aprender nuevas habilidades y colaborar en las innovaciones.

Nos queda vivir con emoción cómo plataformas en la nube acelerarán la innovación y el papel clave que juega la tecnología de la información en la transformación de los negocios y la sociedad.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario