martes, 18 de julio de 2017

Temas modernos en la agenda de los ejecutivos de la actualidad: nube, movilidad y seguridad



El cómputo en la nube tiene aproximadamente una década de antigüedad. Los primeros adoptantes comenzaron experimentando con cargas de trabajo no críticas, pero las empresas modernas ahora confían rotundamente en la nube para ejecutar los elementos más importantes de sus negocios. De hecho, hoy en día, la mayoría de las grandes empresas ejecutan múltiples nubes y las tasas, tanto para la adopción pública y privada de nubes, se están acelerando. Esta amplia aceptación y crecimiento acelerado ilustra que el mercado ha cambiado de una postura cloud-first (la nube en primer lugar en la estrategia de TI) a una preferencia cloud-only (solamente nube).

En este sentido, Gartner plantea que en tres años, más del 30% de las inversiones en software habrán cambiado de cloud-first a cloud-only. Es decir, que en 2019, un gran número de empresas pasará a contar exclusivamente con la nube para determinadas tareas en las que, hoy en día, ya emplean cloud, pero lo combinan con software instalado y ejecutado en el cliente. En este caso, no sólo se trata de nube pública, sino también de privada, y precisamente en la que Gartner ve más margen para el desarrollo, nube híbrida.

“La adopción de la nube es impulsada por necesidades del negocio tales como la agilidad, velocidad, innovación y ahorro de costos”, comenta Rafael Solares, director general de VMware México. “Y las compañías ahora deben poner un foco especial en aplicaciones que sean nativas de la nube y con prioridad en la movilidad”.

El Cloud Computing entra a una nueva fase

A medida que el cómputo en la nube entra en una nueva fase de adopción, ese cambio crea nuevos desafíos. Las empresas que han adoptado múltiples nubes necesitan mejores herramientas para gestionar y optimizar cargas de trabajo a través de nubes públicas y privadas, así como para atender las necesidades de gestión y redes. La mayoría de las empresas dependen de las nubes privadas en diversos grados, especialmente aquellas con tecnología heredada o en industrias reguladas.

“Los ejecutivos deben ser cautelosos si dependen de un sólo proveedor de una sola nube. Las empresas no quieren estar encerradas en una nube como lo estaban con un proveedor de hardware hace 15 años”, advierte Rafael. “Los proveedores de nube están comenzando a diferenciarse en maneras significativas. Por ejemplo, Amazon es muy fuerte en infraestructura básica de servicios, computación y una variedad de servicios modernos, IBM se especializa en hospedaje administrado, Microsoft puede integrar Office y aplicaciones de Windows, y Google es insuperable en lo que se refiere al machine learning y analítica de datos. Las empresas quieren opciones y pueden preferir proveedores específicos para satisfacer necesidades específicas”.

Aplicaciones empresariales sencillas y seguras

Las empresas se apresuran a la nube porque una década de beneficios es clara. Las tecnologías basadas en la nube no sólo desbloquean la eficiencia sino que también permiten que una empresa se vuelva más innovadora, ágil y móvil. Un enfoque en la nube también atrae el tipo de talento que las empresas necesitan para ser competitivas. Facebook, Twitter, LinkedIn, WhatsApp y la mayoría de las nuevas aplicaciones nativas de la nube están optimizadas para móviles y los empresarios esperan cada vez más la misma experiencia en las aplicaciones de negocio.

“Los empleados quieren aplicaciones que sean sencillas de utilizar y seguras para la empresa”, dice Rafael. “La necesidad de ser móvil significa que cada servicio en la nube debe ser fácil. La suscripción a estos servicios no debe implicar un token de seguridad y un proceso de inicio de sesión que requiere dos o tres intentos de acceso. Los usuarios quieren hacer clic y listo”.

La necesidad de que los empleados, aplicaciones y procesos empresariales sean móviles impulsa la innovación real y cambia radicalmente el espacio de trabajo. Las empresas que se trasladan a espacios de trabajo digitales entienden que la transformación del negocio está habilitada por la transformación de TI, incluyendo infraestructura, aplicaciones, procesos, dispositivos y soporte de sistemas.

“Las inversiones en nube móvil deben combinar la gestión de la identidad y la movilidad para ofrecer un acceso seguro y sin problemas a todas las aplicaciones y datos que las personas necesitan para trabajar, donde y cuando quieran y desde cualquier dispositivo que elijan”, dice Rafael. Ser móvil significa estar en movimiento, no sólo los dispositivos móviles. Las aplicaciones deben ser transferidas y los dispositivos móviles complican la seguridad, especialmente en las organizaciones donde los empleados utilizan sus propios dispositivos personales. Es un desafío, pero también es donde la complejidad y la sofisticación del software pueden prosperar y ser aprovechados.

Un enfoque seguro

La seguridad comienza con la capacidad de ver toda la infraestructura de la empresa y las nuevas herramientas ofrecen mayor visibilidad, lo que permite a las TI ver todo lo que necesitan proteger. Un firewall alrededor de la infraestructura sólo proporciona una defensa perimetral de primera línea. Hoy en día existen soluciones de seguridad que se pueden desplegar en toda la infraestructura, de una manera más ubicua y granular, para ofrecer una mejor e intrínseca protección.

“La seguridad de la red es un entramado de firewalls, gestión de identidades y seguridad de punto final, todo lo cual las TI deben unir. No es elegante”, dice Rafael. “Los cambios en la infraestructura nos están llevando a repensar radicalmente la seguridad, y eso es algo bueno. La tecnología de micro segmentación ofrece un nuevo enfoque para la seguridad con el fin de proteger la propiedad intelectual y la reputación de la empresa”.

Este es un momento desafiante y emocionante para los ejecutivos. La innovación está acercando la tecnología al foco central del negocio, ¿quién no estaría ansioso de aprovechar las TI para los objetivos de negocio, especialmente el aumento de la movilidad, la agilidad, la capacidad de respuesta y la seguridad? Las tecnologías de la nube ahora son comunes en la empresa, pero el mercado del cloud computing es dinámico, acelerado y cada vez más competitivo. “La competencia siempre es grande, porque hace que todos innoven de manera más rápida y al final sea el cliente el beneficiado”, finalizó el Director General de VMware México.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario