martes, 15 de agosto de 2017

¿Cómo será el futuro de los autos conectados?



En los últimos años, la industria automotriz ha cambiado dramáticamente. La rápida innovación de los autos conectados ha transformado la forma en que vivimos y viajamos; compañías como Apple, Google o Samsung están luchando por dominar el panorama. Pero, ¿qué sigue? Un nuevo informe de 451 Research revela que la personalización profunda y los vehículos autónomos se asoman en el horizonte. Echamos un vistazo a la investigación para ver hacia dónde se dirige el mundo de los vehículos conectados y esto es lo que encontramos:



Tableros en progreso

Las aplicaciones y los servicios se diseñan cada vez más en torno a una mejora de la experiencia automovilística cotidiana de los conductores. Eso significa que las plataformas de automóviles conectados se están volviendo más flexibles y adaptables, con más funciones personalizadas.

Un ejemplo de aplicación que se ofrece en la actualidad eso es la plataforma InControl de Jaguar Land Rover, que ha agregado un sistema de pago de combustible en el vehículo para las estaciones de servicio de Shell.

Sin embargo, a medida que avancemos, esas aplicaciones y esos servicios se van a volver más personalizados: los conductores van a recibir referencias y sugerencias basadas en comportamientos anteriores. También podremos encontrar que los datos pueden extraerse de los sensores y los sistemas de localización de los vehículos, lo que abriría las posibilidades de perfilar a los conductores y permitiría monetizar los datos, en conjunto con otros sectores como el del retail.

El auge de las plataformas móviles

La adopción de plataformas móviles en los vehículos conectados, como Android Auto y Apple CarPlay, es una tendencia que está en aumento. Eso se debe, en gran medida, a que son capaces de ofrecer funcionalidades que, anteriormente, solo estaban disponibles a través de plataformas propietarias y de sistemas de infoentretenimiento. Además, admiten la descarga de aplicaciones de terceros y posibilidad de integrarse en cientos de modelos de vehículos diferentes, lo que sugeriría que la adopción probablemente aumente en los próximos años.

De hecho, estamos empezando a ver esas plataformas móviles integradas directamente en las pantallas de los vehículos, lo que significa que habrá una necesidad de nuevas aplicaciones compatibles con ellas que provean un valor al conductor o a los pasajeros, este mercado crecerá entonces en los siguientes años.

Un ejemplo interesante de una plataforma móvil de vanguardia es el dispositivo de Samsung Auto Connect OBD-II. Cuenta con conectividad celular 4G y provee Wi-Fi para hasta 10 dispositivos dentro del vehículo, además de funciones útiles de rastreo, mantenimiento y solución de problemas.

Más, más y más

Para 2020, se predice que la mayoría de los vehículos en las carreteras van a ser vehículos conectados/autónomos. De hecho, se espera que un tercio de todos los vehículos vendidos en este año sean automóviles conectados y se cree que esa cifra va a aumentar al 50% para 2020. Sin embargo, lo que realmente sacudirá la industria será la introducción de los vehículos autónomos. Se calcula que habrá más de un millón de vehículos autónomos en funcionamiento para 2022 en el mundo y se espera que ese número aumente a cuatro millones para 2027.

“En lo que respecta a México, de acuerdo con la consultora Deloitte, se prevé que para 2020, habrá 200 millones de dispositivos conectados a la red, cifra que incluye aquellos dispositivos que estarán conectados a los vehículos. Esto nos posicionará en el Top 5 de países latinoamericanos con mayor adopción de la tendencia llamada “Internet de las cosas”, expresó, Carlos Romero, Marketing Business & Innovation LATAM.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario