miércoles, 18 de octubre de 2017

Revolucionando la industria del diseño



Por: Martín Carcaño, Líder de Innovación 3D y Manufactura de Autodesk



Hablar en general de diseño implica hablar de varios sectores, dependiendo del enfoque que se quiera dar, debido a que existen varios tipos de diseño, desde diseño en productos de consumo, mobiliario, arquitectónico, industrial, etc. Hablar de diseño o percibirlo de alguna forma en México, tiene mucho que ver con el enfoque o la tendencia que esté latente hoy en día, y ciertamente hay un enfoque muy grande en el sector arquitectónico, industrial y mobiliario.



Las tendencias que hay en la industria de la manufactura, desde el impacto que vivimos en un mundo digital, la era de conectividad y la era de comunicación; el hecho de contar con un mundo conectado simplifica la colaboración y acelera el proceso. Tendencias como industria 4.0, cuarta revolución industrial, la era de las máquinas y la interconectividad, simplifican el proceso de desarrollo de un producto, anteriormente este proceso tomaba entre 5 y 3 años. Sin embargo, gracias a estas nuevas tendencias todos los procesos de desarrollo acelerado lo simplifican de un año hasta 6 u 8 meses.



Esto se debe a que vivimos en un mundo conectado en el cual se tiene acceso a más mercados, a los cuales acercarse para comercializar nuevos productos y así resolver problemas de la vida cotidiana, repercutiendo en una innovación muy acelerada con una competencia más agresiva. Son muchos los factores como la maquinaria, software, el internet de las cosas, big data e inteligencia artificial, que están propiciando la aceleración del diseño y es radicalmente distinto a como se percibía 10 años atrás.



El software juega un papel importante dentro del mundo del diseño, el software potencializa el uso de la creatividad o la imaginación de los diseñadores y continúa siendo una herramienta que permite ir más allá, delegar tareas complicadas para enfocarse simplemente en el proceso de resolver el problema. El software siempre tiene un enfoque de usuario que llega a ser el reflejo de las capacidades de un diseñador, un ingeniero o de cualquier persona que lo utiliza, convirtiéndolo en un componente indispensable para la persona que está detrás manejando el programa.



Además, existe una tendencia a futuro en la que las maquinas están comenzando a analizar por sí mismas, procesos como el Diseño Generativo, en donde en vez de programar o calcular todas las posibilidades dentro de un programa de computadora se está enseñando a una máquina a aprender a razonar un problema por sí sola. Son innovaciones que se encuentran en desarrollo, sin embargo, es algo fuera de la realidad, imaginar que una computadora pueda diseñar por si misma o tomar decisiones se ve lejos aún, porque el diseño implica un factor separado de lo técnico, conlleva un factor social y emotivo, por lo que es prácticamente imposible racionalizar un sentimiento. Son factores que identifican a un diseñador, el diseño está tentado para atacar problemas que afectan a la sociedad en la que vivimos, hay siempre un factor emotivo detrás del diseño, haciendo imposible por lo menos en estos momentos que sea computarizado, no se puede enseñar a una maquina a sentir.



México se encuentra en un punto de inflexión en el cual las cosas van a cambiar drásticamente no solo en el aspecto tecnológico o técnico hacía como se desarrolla el diseño, el aspecto social tiene mucho que ver con la influencia que puede tener sobre un diseño. Algunas de las principales plazas del país como Guadalajara o Monterrey han demostrado un crecimiento considerable en cuanto a la industria, debido a que muestran un enfoque más serio hacía el diseño industrial o inclusive hacia la mejora de la calidad de vida de las personas.



México se encuentra en ese punto de cambiar nuestra sociedad y la forma en que se diseña, las herramientas y la tecnología están, es cuestión que México abrace estas tendencias para utilizar estas tecnologías, las mismas que se utilizan en países desarrollados en cuanto a diseño. México está preparado y cuenta con excelentes profesionales y diseñadores que ya están haciendo un cambio, adaptando una cultura de diseño, reflejados en los escenarios de la vida cotidiana. El país está listo para dar el siguiente paso para empezar a diseñar, atender las principales necesidades de la sociedad mexicana y atraer los reflectores dentro del mundo del diseño. Los mexicanos deben sentirse orgullosos por toda la influencia cultural con la que el diseño ha contribuido local e internacionalmente.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario