jueves, 30 de noviembre de 2017

Pinion Education Busca Transformar la Educación en México a Través del Uso de la Tecnología



De acuerdo a datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), México tiene una de las mayores proporciones de estudiantes (cinco puntos porcentuales más que el promedio de sus países miembros) que ingresa a la educación superior en el campo de la Ciencia, la Tecnología, la Ingeniería y las Matemáticas. [1]



Por otra parte, las áreas de estudio de Negocios, Administración y Derecho siguen siendo las más populares entre alumnos de nuevo ingreso a la educación superior en el país. En el 2015, el 31% de los alumnos de nuevo ingreso eligieron estos campos, proporción que solo está por debajo de Colombia (39%), Luxemburgo y Turquía (ambos 37%) y muy por encima del promedio de la OCDE (23%).[2]



Consciente de esto, PINION Education, empresa cien por ciento mexicana, nace en el año 2014 con el objetivo de preparar a las nuevas generaciones para que sean competitivas y tengan la misma formación académica, emprendedora y de innovación que los niños y jóvenes de cualquier parte del mundo, así como las mismas oportunidades laborales.



De acuerdo a estudios de PINION, para el año 2030 el 95 por ciento de los jóvenes Iberoamericanos podrían dejar de ser competitivos en el mercado laboral por lo que la empresa afirma que para todos aquellos que se dedican a la educación, el 2030 ya está aquí y es necesario accionar hoy.






De esta manera, PINION busca contribuir a la transformación del proceso de aprendizaje en el aula a través del desarrollo de contenidos y herramientas tecnológicas de diseño, programación y robótica para formar profesionistas con habilidades de resolución de problemas, creando y modificando tecnología.



PINION está enfocada en ayudar a las instituciones educativas mexicanas a lograr una clara y medible mejora en el aprendizaje de todos los estudiantes, mediante la transformación de sus docentes y sus escuelas, inspirada en la metodología del proceso de “Design Thinking” o “pensamiento de diseño” de la Universidad de Stanford, con el cual desarrollaron un modelo específicamente para niños. Este modelo está enfocado en comprender y dar soluciones a las necesidades reales de los usuarios a través de cuatro pasos: “Investiga”; “Diseña”, “Hazlo y Prográmalo”, y “Comunica”.



PINION logra con esto involucrar a sus alumnos y profesores en una “Cultura Maker”dentro del aula donde, a través del uso de la tecnología y la creatividad, aprenden a través de innovación y el trabajo colaborativo y generan una comunicación eficaz y asertiva, lo que les permite convertirse en ciudadanos digitales, con derechos pero también con responsabilidades.



Al respecto, Rodrigo Assael, Co-Fundador y CEO de PINION Education declaró: “El mundo está cambiando aceleradamente y nos dimos cuenta que las habilidades tecnológicas en niños y jóvenes van más allá del uso de un Software de paquetería o incluso de la robótica utilizada de forma aislada; es indispensable brindarles más herramientas. En Pinion ayudamos a las escuelas y al docente a enseñar a sus alumnos a resolver problemas cotidianos diseñando tecnología; esto implica construir prototipos, programar o diseñar en 3D, por ejemplo”.



“Cuando iniciamos Pinion, analizamos cuáles serían las necesidades de los profesionistas exitosos en un futuro cercano, tanto en México como el mundo, tomando en cuenta la evolución radical de la tecnología y una proyección de ésta en los próximos años. Posteriormente creamos nuestra solución que alineamos con los requerimientos y lineamientos de las autoridades educativas mexicanas e internacionales; con ello establecimos nuestros estándares y nuestro proceso pedagógico. Al día de hoy, hemos logrado implementar nuestra solución en más de 30 escuelas de educación básica y media superior en la República Mexicana, impactando a más de 12,000 alumnos”, agregó.





La metodología de PINION está alineada con los principios de instituciones internacionales como la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) y los estándares del ISTE (The International Society for Technology in Education); asimismo, cumple con los programas de la Secretaría de Educación Pública (SEP) en México.



[1].2 Panorama de la Educación 2017: OCDE. México

No hay comentarios.:

Publicar un comentario