jueves, 8 de febrero de 2018

2018, el año de la disrupción empresarial vía las TI



Por: Esther Riveroll, Fundadora y Directora General de Alldatum Business


Al concluir cada año, organizaciones de distintos tamaños e industrias desarrollan un plan de acción para los próximos 12 meses, en el cual establecen su estrategia de negocio para su desarrollo y consolidación. No obstante, la tecnología es un punto medular para la evolución de las compañías y su dependencia a esta seguirá incrementándose al ritmo de entornos cada vez más desafiantes y competitivos.


Según las consultoras tecnológicas como Gartner e IDC, en 2018 las conversaciones empresariales girarán alrededor de vehículos autónomos, Internet de las Cosas (IoT), realidad virtual (VR), realidad aumentada (VA), blockchain, pero en especial sobre inteligencia artificial (AI).


Para muestra sobre el futuro de AI, se encuentra el pasado Consumer Electronics Show celebrado en Las Vegas, ya que el asistente virtual del buscador más popular del mundo, Google Assistant, estuvo presente en casi todas las nuevas tecnologías presentadas por decenas de empresas, desde televisiones y bocinas inteligentes hasta robots y wearables, entre muchos otros. Se prevé el inicio de una batalla contra otros asistentes como Alexa de Amazon, Cortana de Microsoft y Siri de Apple.


Para Gartner, los sistemas inteligentes dominarán las tendencias TI, a medida que la inteligencia artificial se integre a más objetos y servicios que utilizamos de manera cotidiana. Además, 40% de las empresas ya se encuentran adoptando o han implementado programas piloto que integran AI a sus verticales de negocios, ya que ayudarán a transformar la naturaleza del trabajo, procesos de negocio y estructura de las oficinas. Por otra parte, la implementación de chatbots mejorará la experiencia del cliente y atención a usuarios de redes sociales, facilitará la realización de reservaciones de avión, así como reclamaciones o búsquedas de algún servicio en línea.


En el tema de vehículos autónomos, las grandes armadoras y empresas como Tesla, Uber y Lyft mantendrán en la mira su intención de desplegar sus flotas de autos sin conductor por todo el mundo.


Otra tecnología que marcará la pauta este año es el Internet de las Cosas, ya que compañías como Apple y Amazon quieren conquistar los hogares con sus asistentes inteligentes. Respecto a la tecnología de consumo, compañías de electrodomésticos como Samsung, LG, Sony y Hisense empezarán a lanzar productos pensados para el hogar del mañana. Además, con IoT podremos ver la llegada de objetos conectados como refrigeradores y aspiradoras inteligentes, así como máquinas que doblan la ropa automáticamente.


En los ambientes industriales, el Internet de las Cosas permitirá conectar sensores a las máquinas con el objetivo de ayudar a las empresas a reducir tiempos de respuesta, adaptarse a las necesidades de cada proceso y conectar el piso de manufactura con el punto de venta. Esto acelerará la digitalización de diversos sectores.



Más allá del sector financiero y asegurador, el blockchain será una herramienta con mucho potencial y una tendencia sobre la cual los reflectores estarán puestos a medida que se expanda a otros sectores productivos. La distribución de contenido, así como las áreas de cuidado de la salud y cadena de suministro serán beneficiadas por la posibilidad de realizar transacciones transparentes sin riesgos de fraude y sin temor a un ataque cibernético.



Cabe destacar que inversionistas privados siguen mostrando interés en las experiencias inmersivas, al tomar lo mejor de dos mundos: la realidad virtual y la realidad aumentada. Gartner considera que AR, VR y las plataformas de comunicación se combinarán para ofrecer una realidad mixta, la cual evolucionará la forma en que los consumidores compran y los desarrolladores formulan nuevas experiencias digitales.



Gemelos digitales, e-gaming, tecnología CRISPR-Cas9 para modificar con mucha precisión el genoma de cualquier célula, red 5G, machine learning, criptomonedas, multicloud y edge computing, event thinking o decisiones basadas en eventos, así como gestión del riesgo en tiempo real serán tecnologías que resonarán en la mente y escritorio de los ejecutivos.



Está claro que el futuro es incierto y retador. No obstante, el porvenir será cada vez más prometedor para las compañías que reconozcan la importancia de la tecnología para administrar la complejidad de sus procesos de negocio, así como crear productos, servicios y experiencias de usuario que transformen la industria en la que se desenvuelven.


En palabras del filósofo alemán Friedrich Nietzsche: “Solamente aquel que construye el futuro tiene derecho a juzgar el pasado”. Tener en el radar corporativo las tendencias tecnológicas, permitirá a las empresas dirigir sus esfuerzos hacia la transformación digital. Innovar ya no es suficiente, se necesita generar disrupción para inventar cosas que dejen obsoletas a sus predecesoras. Y tú, ¿ya estás listo para implementar las nuevas tecnologías en tu organización?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario