viernes, 21 de octubre de 2016

Del viejo al nuevo mundo: Manufactura 4.0



La llegada del Internet de las Cosas (IoT) significa un nuevo modelo con alto potencial de cambiar la vida de todos en cualquier industria. Hoy en día, se estima que el IoT conecte 28,000 millones de objetos a Internet para 20201, desde bienes de consumo personal (wearables) como relojes inteligentes, hasta automóviles, equipos para el hogar y maquinaria industrial y sus procesos.

Para el sector industrial, esto implica que el mundo digital se una cada vez más al mundo físico a través de las áreas de TI y las comunicaciones, para trabajar en conjunto con el fin de transformar procesos industriales tradicionales y modificar las diversas áreas productivas, dando entrada al concepto de Manufactura 4.0. Bajo este contexto, la industria manufacturera se enfrenta a cambios en varios frentes, avances en cuanto a los procesos de fabricación, materiales, máquinas inteligentes, automatizadas y otras tecnologías que derivan en una nueva era de producción.

“La relación entre las técnicas avanzadas de manufactura y la tecnología de la información, los datos y la analítica, está generando una nueva revolución industrial, una que invita a los líderes de la industria a combinar tecnologías de la información y tecnología operacional para crear valor en nuevas y diferentes formas”, comenta Guillermo Martínez, Gerente de Territorio y Automatización Industrial para LATAM de Panduit.

No es un secreto que la manufactura 4.0 signifique un nuevo escalón en la cadena productiva, que requiere un trabajo conjunto para transformar procesos industriales tradicionales en un proceso de automatización de la industria, conectando tecnologías de producción de sistemas integrados y procesos de producción inteligentes para trazar el camino a una nueva era tecnológica que transforma radicalmente la industria y la producción en cadenas de valor.

La nueva revolución industrial

El término Manufactura 4.0 incluye la promesa de una nueva revolución industrial que transforme la historia de la manufactura. El uso de las nuevas tecnologías permite hacer más eficiente la cadena productiva, simular virtualmente la fabricación de un producto, prevenir y reparar averías en remoto, y hacer más flexible la producción, todo ello con menores costos de operación.

La producción industrial del futuro se caracteriza por la fuerte personalización de los productos, bajo las condiciones de un sistema de producción altamente flexible y la extensa integración con clientes y aliados comerciales, además de procesos de valor agregado y la conexión entre la producción y servicios de alta calidad para la creación de productos híbridos.

Esta comunicación entre máquinas y sus procesos especializados en los diferentes sectores Industriales, de la mano de la tecnología 4.0, permite disminuir los tiempos de reparación 12%, bajar los costos de mantenimiento cerca del 30% y reducir casi 70% las fallas, según estudios del Fondo Económico Mundial. En otras palabras, un incremento tangible en el OEE.

Nuevos retos del sector

Con el “IoT” (Industrial IoT), los datos y los dispositivos físicos que los albergan, se crea una fuente de valor y conectividad que hace posible construir cadenas de suministro más inteligentes, además de procesos de fabricación y ecosistemas precisos. Estas olas de cambio modelan un paisaje competitivo, los fabricantes deben decidir cómo y dónde invertir en nuevas tecnologías, e identificar lo que conducirá al mayor beneficio para sus organizaciones.

La industria manufacturera ahora, necesita una clara articulación de sus objetivos de negocio, identificar en dónde jugar en los ecosistemas de tecnología emergentes, así como identificar cuáles son las tecnologías tanto físicas como digitales que le ayudarán al cumplimiento de sus objetivos.

A pesar de la expectación en torno a las tecnologías digitales y físicas, muchas no son bien entendidas, asimismo, si bien, muchas partes interesadas tienen claro cuál es el valor que representa la conectividad para sus empresas y la industria, muchas otras lo ignoran, y de no estar educados en el uso de las herramientas tecnológicas que se ocupan en la industria 4.0, el 60% de los 3.4 millones de empleos que se crearían en el sector manufacturero se quedarían vacantes, según datos de la National Association of Manufacturers.

Con el fin de explotar las oportunidades de los dominios presentes en la manufactura, es crucial integrar dos partes, es decir, utilizar la información digital de muchas fuentes diversas para conducir el acto físico de la fabricación. En otras palabras, integrar tecnología de operaciones (OT, por su nombre en inglés) en piso de planta para forjar una organización más fuerte de manufactura y tecnología de la información (IT).

Este nuevo formato de industria basado en la automatización de los procesos para la Empresa Conectada (Connected Enterprise), aumentará sustancialmente el nivel de complejidad tecnológica. Y para conseguir delinear los procesos y sus complejidades, son necesarias herramientas y programas de software adecuados para proyectar y construir sistemas funcionales y una infraestructura capaz de cubrir estas nuevas demandas.

“La discusión sobre la implementación de las tecnologías 4.0 es larga y abarca varios puntos que aún no están resueltos. Si bien las nuevas tecnologías permiten hacer más eficientes los procesos en las cadenas productivas, el nivel de complejidad tecnológica aumenta a la par; por lo que se requiere de infraestructura física capaz de soportar y cubrir las nuevas demandas que toda esta interconexión entre máquinas necesita”, agrega Martínez.

La automatización industrial de excelencia comienza con una infraestructura física optimizada y robusta como lo es el Ethernet IP (Ethernet de Protocolo Industrial), por lo cual es necesario contar con servicios profesionales de automatización industrial para respaldar las exigencias de control en tiempo real, recopilación de datos y configuración de dispositivos.

Las soluciones de Panduit en cuanto a infraestructura física (Diseño, Servicios, Productos y Soluciones Integrales), las cuales también abrazan soluciones para aplicaciones Wireless, impulsan las ventajas financieras y operativas para reducir costos por energía y por uso de espacio, a la vez que ayudan a asegurar una ventaja competitiva, un alto nivel de integración de infraestructura que permite flexibilidad y mejora la agilidad empresarial.

1Mobility Report de Ericsson.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario