jueves, 10 de noviembre de 2016

El valor de HVAC: Servicios de Inteligencia



Algunos años atrás, hablar de sistemas HVAC (Heating, Ventilation and Air Conditioning, por sus siglas en inglés) era considerado un lujo o algo que sólo podíamos disfrutar en los hoteles. Esa sensación de satisfacción al llegar a tu habitación y sentirlo fresco, nunca lo valoramos hasta el momento en que falla o no se encuentra instalado apropiadamente. Hoy en día, contar con aire acondicionado, en ciertos estados, es básico para un buen desempeño de las personas.

De acuerdo a Trane, empresa de Ingersoll Rand, líder mundial en la creación y mantenimiento de seguridad, confort y eficiencia energética en ambientes, los sistemas de aire acondicionado llevan un trasfondo muy grande, desde la planeación de su instalación, ya sea residencial o comercial. Los tamaños del equipo dependen de las edificaciones, pero todos deben ser considerados por los ingenieros y arquitectos a cargo. Se debe buscar el lugar apropiado, por ejemplo, para poder hacer uso de un sistema de automatización para lograr mayor eficiencia energética, ya que aproximadamente el 40% del gasto energético de los edificios, viene del sistema HVAC. Con estos sistemas de automatización, se pueden programar para que por las madrugadas, se abran unas ventilas especiales que reciben el aire frío del exterior y así eliminar el aire caliente que queda en el inmueble.

También debemos considerar la humedad y el modo de eliminarla de nuestro equipo antes de que pueda deteriorarlo; y para lograrlo, también es tomada en cuenta su instalación. Otro de los beneficios de los sistemas HVAC, es que mejoran la productividad en las empresas, ya que ayudan a eliminar bacterias y organismos del medio ambiente y así disminuyen las enfermedades y, con ello, las fallas a corto y largo plazo en la compañía. Parte del funcionamiento se debe a que el aire o el agua se calientan o enfrían mediante contacto directo con el calor o refrigerantes, y es empujado a través de los conductos, escapando a través de rejillas de ventilación que permiten, viaje a lo largo de la estructura. El aire vuelve a su origen para ser calentado o enfriado de nuevo, los diseños ayudan a la circulación, introducen aire fresco y controlan la acumulación de dióxido de carbono, monóxido de carbono y gases tóxicos.

Integrando sustentabilidad al proyecto

En lo que va del año, en México hay 520 edificios registrados con Certificación LEED, lo que confirma el compromiso hacia un país sustentable y que cuida el medio ambiente de la mejor manera posible. Los propietarios e ingenieros ya disponen de una gran gama para diseñar y construir instalaciones sustentables mientras cuidan sus finanzas.

Para convertir un edificio en sustentable, “consultar con especialistas expertos en diseño de sistemas HVAC que se fundamenten en software de modelado energético para analizar todas las potencialidades de la construcción, posibles costos y planes de contingencia; es fundamental, así como monitorear al menos trimestralmente, los parámetros de las operaciones del edificio y su consumo de energía para detectar cualquier anomalía y proceder a su corrección, mejora o actualización para continuar garantizando el óptimo desempeño”, señala Jaime Jiménez, Director General de Trane.

Los componentes que trabajan con estos sistemas también son de interés porque brindan opciones para una eficiencia mejorada y gran tecnología, esto no significa que sean equipos HVAC caros, ya que lo que se busca es el ahorro para la economía del propietario, viéndose reflejado en el costo de la inversión o en un retorno de inversión a plazos menores que se nota en la reducción de la facturación en servicios eléctricos y de agua.

Por ésta y muchas razones más, los sistemas HVAC son fundamentales en la industria, ya que un mal control de estos equipos puede causar un paro en la producción, lo cual conduce a pérdidas económicas. También los sistemas de Renta deben ser considerados dentro de los planes de contingencia, ya que nunca sabemos cuándo podemos convertirnos en víctimas de un desastre natural y nuestro negocio debe seguir operando a la perfección, sobre todo si hablamos de hospitales, escuelas o el sector industrial.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario