jueves, 10 de noviembre de 2016

La guía de Norton para combatir el ciberacoso



El rápido avance tecnológico facilita la manera en que nos comunicamos y una cantidad importante de actividades diarias. Sin embargo, también ha permitido que algunos peligros de la vida cotidiana se diversifiquen en el mundo digital como el ciberacoso.

Ante este nuevo panorama que acecha a los usuarios de internet, los expertos en seguridad de Norton by Symantec han desarrollado una guía para informar y combatir el hostigamiento virtual, que afecta especialmente a jóvenes y niños.

En el libro electrónico, “Ciberacoso: una guía para padres e hijos”, Norton destaca que el problema toma mayor fuerza año con año. Tan solo, en Estados Unidos, el acoso cibernético afecta a cerca de la mitad de los adolescentes en ese país. Mientras que, en otros mercados como Reino Unido, se observa la proliferación de hábitos negativos como la pérdida de autoestima y la necesidad de autolesionarse.

“Nueve de cada diez niños prefieren no decir que son víctimas de ciberacoso ante el temor de perder acceso a internet y sus dispositivos, además de la posibilidad de que sus padres contacten a la familia del acosador o a la escuela. Algunos ni siquiera saben qué tan común es esta clase de hostigamiento y generalmente piensan que es su culpa”, afirma Nelson Barbosa, ingeniero de seguridad de Norton.

Los especialistas en seguridad añaden que el peligro se extiende a través de diferentes canales, donde los acosadores tienen oportunidad de actuar anónimamente.

· Email. Una vez que el atacante identifica a su víctima, los mensajes dañinos comienzan a llegar de diferentes cuentas anónimas. De hecho, incluyen la dirección del niño afectado en listas de distribución de mensajes invasivos con contenido inapropiado.

· Mensajes de texto. Este tipo de ciberacoso se lleva a cabo en grupo para saturar con mensajes violentos a la víctima a través de chats en línea y aplicaciones de mensajería.

· Blogs. Las páginas de blogs son muy utilizadas por los acosadores para etiquetar a cualquiera en contenido no deseado o exponerlos a través de comentarios dentro de estos foros.

· Redes sociales. Estos canales se han convertido en los preferidos para el ciberacoso, ya que los atacantes tienen acceso a diferentes formas de hostigamiento como la publicación de información privada, imágenes no apropiadas de la víctima, contenido vergonzoso y la creación de perfiles falsos para exponer o engañar a sus objetivos.

“Los acosadores han encontrado en estos canales una manera de sacar mayor provecho al ciberespacio para, incluso, provocar un mayor daño que en el mundo real. Si sospechas que tu hijo o alguien más es víctima de ciberacoso, lo mejor que puedes hacer es iniciar una conversación al respecto”, señala Nelson Barbosa.

Norton añade en, “Ciberacoso: una guía para padres e hijos”, que este problema no sólo lastima en el momento la vida de jóvenes y niños, sino también afecta severamente su futuro. Las víctimas de ciberacoso tienen doble probabilidad de no poder mantener un trabajo estable y hasta seis veces más de desarrollar un desorden mental.

Para hacer frente a este peligro, los expertos recomiendan establecer reglas sobre el uso de la tecnología que eviten el uso de dispositivos ajenos, conversaciones con usuarios no reconocidos y el reenvío de imágenes con contenido inadecuado. También es primordial mostrarles la importancia de crear códigos de seguridad para sus gadgets y bloquear mensajes ofensivos o dañinos, así como aquellos que provengan de remitentes desconocidos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario