miércoles, 16 de noviembre de 2016

¿Por qué una Suite ERP en el sector de servicios?



Manufactureras, agencias automotrices y el comercio al detalle y al por mayor, ejecutan sus operaciones centradas principalmente en productos tangibles, siendo ejemplos de las implementaciones más comunes de un ERP. Pero ¿qué hay de aquellas empresas que no producen bienes materiales? Esta ocasión, Intelisis, empresa con el tercer software más implementado a nivel nacional y Latinoamérica, ilustra las bondades de una herramienta tecnológica empresarial dentro de un sector aún más complejo: los servicios.



“El sector servicios constituye una amplia y creciente porción de la economía, particularmente en los países desarrollados. Sin embargo, las soluciones de ERP no son tan numerosas como aquéllas que se dedican a la manufactura u otros segmentos de la economía, por lo que hay que depositar más esfuerzos en éste” subraya Roberto Tatemura, Director de Marketing de Intelisis.



Para esta industria, la materia prima son las actividades y las personas inmersas dentro del servicio prestado. De esta manera, el uso del ERP está basado en proyectos: cada acción o actividad debe estar debidamente registrada, como el cálculo de presupuestos; la puntualidad en las fechas de entrega; los controles de marketing; controles de ofertas; gestión de incidencias; entre otros. Esto se agrupa en un sistema personificado, haciendo el control de procesos más especializado pues cada cliente presenta distintas características.



Es ahí donde radica la importancia de conocer en qué y cómo se implementa un ERP de servicios a través de los siguientes puntos:



1.- Gestión de proyectos y cartera: Las organizaciones se dan cuenta del valor de una solución ERP para servicios a partir de sus capacidades de gestión de carteras y de proyectos. Por ejemplo, una organización de consultoría de TI podría tener carteras de pre-venta, de infraestructura y de desarrollo de software. Estos a su vez, se agrupan con otras particularidades como: el tamaño, la región, o algún otro atributo que sea importante para la compañía. Entre más robustas sean estas características, se tendrá mayor ventaja competitiva.



2.- Gestión de tiempos y los gastos: Time and Expenses, TE por sus siglas en inglés, es una actividad común y necesaria aunque para algunos parece no tener sentido. Estos rubros son una parte de la solución que debe apoyar las operaciones comerciales desde cualquier dispositivo. Requiere de la aprobación o consentimiento de otros agentes, por lo que un ERP debe ofrecer procesos flexibles que integre al área de recursos humanos en caso de que el responsable principal no esté disponible, aportando a la productividad y eficiencia para un mejor resultado.



3.- Front Office: Hace referencia a los componentes de la oficina externa; en él, se incluye el CRM que gestiona toda la información de contacto del cliente y sus comunicaciones. También, integra la automatización del marketing, ayudando a crear y realizar un seguimiento de las campañas de mercadotecnia para promover el crecimiento de la empresa. Cada prospecto de ventas puede ser rastreado con la información de proveniencia, tipo, valor, estatus y su probabilidad de cierre.



4.- Back Office: Hay que recordar que el éxito comienza desde dentro y aunque a menudo no se ve como la parte más emocionante de la organización, es de suma importancia que las operaciones de la oficina interna o back-office se realicen sin contratiempos. Una solución ERP incluye: finanzas, contratación y administración de personal, gestión de prestaciones y nóminas, gestión de subvenciones, gestión de servicios al empleado, gestión de efectivo y capacitaciones.



5.- Capacidades de la plataforma comercial: Los mejores sistemas se basan en un sólido conjunto fundamental de capacidades de su plataforma. Al igual que los cimientos, la plomería y el sistema eléctrico en un edificio, las plataformas de negocio están en el centro de todas las operaciones del sistema ERP. Incluidos la gestión del conocimiento, flujos de trabajo, alertas y notificaciones, creación de reportes, analítica e inteligencia de negocios, entre otros.



6.- Globalización y localización: Este tema no es preocupación de las organizaciones de servicios. Sin embargo, a medida que la empresa crece, puede necesitar de operaciones en múltiples monedas e idiomas. Es vital asegurar que el proveedor del software anticipe o cuente con requerimientos de ésta índole.



7.- Modelos de entrega: La mayoría de los proveedores ofrecen flexibilidad en los modelos de entrega y pueden dar a escoger entre soluciones instaladas en el sitio, u opciones de nubes privadas o públicas. Hay una serie de pros y contras que un comprador de software empresarial debe considerar cuidadosamente a corto y largo plazo.





Los adelantos tecnológicos y la especialización de las herramientas TI como es el software empresarial son fundamentales para que las empresas se adentren a la era digital y más cuando se trata de un sector donde la eficiencia en la gestión y el control de procesos enriquecen la experiencia de un cliente. Intelisis empresa líder en la implementación de tecnologías que permiten el desarrollo y crecimiento de las compañías mexicanas, ofrece una serie de opciones personalizadas aplicables para el sector terciario, logrando ser la elección más confiable y eficiente en este rubro.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario