lunes, 12 de diciembre de 2016

La evolución de la nube 2006-2030

¿Sabes cuándo nació la nube? Se podría decir que en 2006, cuando los primeros servicios de nube empresariales llegaron al mercado y el uso en la industria del término nube se hizo popular. En los 10 años transcurridos desde entonces, la nube ha transformado la forma en que las empresas compiten y se involucran con los clientes. Mirando hacia la próxima década, la nube promete jugar un papel aún mayor en la configuración de la estrategia de negocio y las expectativas de los clientes.

Una definición cambiante de "nube híbrida"

El concepto de nube híbrida está evolucionando rápidamente. No hace mucho tiempo, muchos líderes de TI pensaron en la nube híbrida en términos relativamente simples: como una nube privada local (definiéndola como un conjunto virtualizado de recursos con aprovisionamiento completamente automatizado, de autoservicio y bajo demanda), conectado a un servicio de nube fuera de las instalaciones. Ese primer modelo ha dado paso a uno nuevo en el que las empresas ejecutan sus aplicaciones en numerosas plataformas de Infraestructura como Servicio (IaaS) y utilizan una amplia gama de ofertas de Software como Servicio (SaaS), combinándolas con nubes privadas que cada vez más son utilizadas en infraestructura propia y de proveedores de servicios.

La accesibilidad y flexibilidad de la infraestructura en la nube, así como el software y servicios suministrados por ésta, llevan a una descentralización en la toma de decisiones tecnológicas. Lo que conduce a un entorno de TI complejo que, de alguna manera, responde muy bien a las necesidades empresariales, pero crea desafíos relacionados con la gestión con varios proveedores, supervisión del rendimiento de aplicaciones, imposición de políticas de seguridad y cumplimiento.

Para enfrentar estos desafíos, las empresas buscan cumplir dos requisitos opuestos: la libertad de innovar en una amplia gama de plataformas flexibles basadas en la nube, y el control sobre la gobernabilidad, seguridad y costos esenciales para la solidez de la empresa. Las organizaciones necesitarán nuevas soluciones para desarrollar, entregar y asegurar aplicaciones con éxito en este entorno descentralizado y multi-nube.

Una breve historia del tiempo… y la nube

VMware realizó una extensa investigación sobre el uso empresarial de la computación en la nube, cómo ha evolucionado, cómo se está implementando hoy y las proyecciones de cómo se utilizará en el futuro.
156px image

Para 2011, apenas cinco años después, los datos muestran que la adopción de la nube, tanto privada como pública, había crecido significativamente gracias a los beneficios como el aprovisionamiento automatizado y las capacidades de autoservicio. Sin embargo, el enfoque tradicional de las TI aún era basado en operaciones manuales que todavía dominaban la mayoría de las cargas totales.

156px image

Para el año 2030, VMware estima que la nube pública alojará más del 50% de todas las cargas de trabajo de TI. En ese momento, el 30% de esas cargas de trabajo se ejecutarán en nubes privadas, mientras que sólo el 20% se ejecutará en entornos de TI tradicionales.

Nube empresarial, dos décadas de crecimiento

“Sin duda, el crecimiento consistente y exponencial de la nube desde su inicio en 2006 continuará en las próximas décadas, reestructurando el papel de la TI y el entorno de TI empresarial”, comenta Rafael Solares, director general de VMware México.

Las nubes públicas y privadas se entregarán cada vez más como un servicio, ya sea como SaaS o IaaS. Debido a los costos inherentes y complejidades involucradas, el crecimiento en el número de empresas que recurren a un servicio administrado alojado por un proveedor de la nube continuará creciendo. En 2016, el número de nubes que están siendo construidas y alojadas por un proveedor de nube superó por primera vez las construidas y alojadas por la empresa individual.

La descentralización tecnológica en la empresa seguirá acelerándose en respuesta al crecimiento de los servicios en la nube, la movilidad empresarial y las aplicaciones de terceros. Como resultado, la TI está haciendo frente cada vez más a un entorno no propio.

“A medida que la nube, las aplicaciones y la movilidad son cada vez más esenciales para todos los aspectos del negocio, la TI se enfrenta a una oportunidad sin precedentes, no sólo para responder al crecimiento, sino también para acelerarlo”, comenta Rafael. “A medida que la computación en nube continúa transformando la forma en que operan las empresas, ofrece nuevas ventajas competitivas y nuevas maneras de involucrar a los clientes”.

Para que las organizaciones aprovechen al máximo estas oportunidades y gestionen aplicaciones y cargas de trabajo a través de las nubes, se requieren soluciones que permitan y faciliten políticas comunes, integrales, eficientes y rentables para la seguridad, la gobernanza y el cumplimiento, así como la evolución hacia un nuevo espacio de trabajo digital.

“Las empresas que aprovechan las TI para resolver las complejidades de la gestión de este entorno de múltiples nubes estarán bien posicionadas para prosperar en la próxima década”, finalizó Rafael.

Conoce más acerca de la evolución del Cloud en este análisis (inglés).

No hay comentarios.:

Publicar un comentario