martes, 2 de mayo de 2017

NEXTracker suministra la tecnología más avanzada en paneles para la planta de energía solar más grande del hemisferio oeste







NEXTracker™, una compañía de Flex, anunció este día que ha comenzado a suministrar, con sus avanzados paneles de un solo eje, a la planta solar más grande del hemisferio oeste. El proyecto de esta red conectada de más de 750 megavatios generará energía para la región norte de México, bajo un contrato a largo plazo.

NEXTracker ha producido más de 200 megavatios para este proyecto, que se espera comience a funcionar de manera comercial a mediados de 2018.



“México - junto con India, Australia y Medio Oriente – es parte de la nueva ola de los mercados de energía renovable, que poseen un desarrollo significativo para los siguientes años”, afirma Dan Shugar, CEO de NEXTracker. “En gran parte, este progreso se deberá a la tecnología de paneles solares de un solo eje. La experiencia avalada de NEXTracker, así como su software y tecnología avanzada, facilita que las plantas operen de forma más eficiente con mejores beneficios energéticos. Con nuestro programa de manufactura e ingeniería de diseño local, así como la oficina en México, este proyecto tiene todo nuestro apoyo”, añade Shugar.



“Con mucho orgullo, somos testigos de la instalación más grande de una planta de energía en México y en el hemisferio oeste”, señala Israel Hurtado, secretario general de la Asociación Mexicana de Energía Solar Fotovoltaica (Asolmex). “La escala sin precedentes de esta productora de energía, combinada con la manufactura local, la aceleración del empleo dentro del sector solar y la tecnología de punta en la industria como los paneles de un solo eje de NEXTracker, representan un gran impulso que nos ayudará a alcanzar el objetivo de producir el 35% de la energía renovable para 2024”.



Se espera que la planta genere cerca de 1.7 horas de teravatios de energía por año, que compensarán más de 777,000 toneladas de emisiones de carbono. La fábrica cubrirá un área equivalente al tamaño del bajo Manhattan, que asciende a 20.72 kilómetros cuadrados, y producirá suficiente energía como para alimentar a por lo menos 1.3 millones de hogares en México.

El mercado de energía solar en México está posicionado como uno de los que crecerá más rápido durante los siguientes años. El ministerio de energía fue recientemente galardonado con más de 4 GW en proyectos fotovoltaicos para productores independientes a través de la segunda subasta de energía renovable, seguida de la reforma energética en 2014. La mayoría de los proyectos solares 2017-18 favorecen la captación de energía solar debido a la alta insolación y las condiciones ideales del terreno. Como parte del “cinturón solar”, México recibe altas radiaciones a través del 85% de la región del país[1].



NEXTracker fabricará localmente una gama de componentes estructurales, mecánicos y eléctricos para este proyecto. El diseño de alta calidad de la compañía mezclado con el despliegue, la instalación y la comisión de soporte local son ideales para la industria solar en México. El disco duro y los accesorios eléctricos de los paneles están totalmente sellados para protegerlos contra la arena y el polvo, un factor clave para estos dispositivos que se encuentran expuestos al clima del desierto. Especialmente este proyecto utiliza el nuevo sistema, desarrollado internamente, de NEXTracker: Control de Supervisión y Adquisición de Datos (SCADA, por sus siglas en inglés), que está construido sobre la plataforma de ciberseguridad conectada e inteligente de Flex. Este modelo permitirá a la industria dominar, recopilar su información, administrar el potencial, mejorar los controles operativos y analizar la siguiente generación de componentes de NEXTracker.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario