martes, 13 de marzo de 2018

Conectividad del hotel, útil no solo para revisar Facebook



Por: Moisés Montaño, director regional de ventas en Ruckus Networks LATAM





Es prácticamente imposible imaginar la estancia en un hotel que no cuente con red inalámbrica Wi Fi. Debemos reconocer que la conectividad a redes Wi Fi se ha vuelto indispensable cuando nos hospedamos incluso en áreas alejadas de las ciudades y que en teoría no tienen servicios de conectividad.



También es cierto que los usos que les damos a las redes inalámbricas cuando estamos de viaje son dedicados al entretenimiento y la diversión como la navegación en redes sociales y videos en línea; pero un uso muy importante tiene que ver con negocios y productividad, como es el correo electrónico y herramientas de comunicaciones.



Para el año 2020, la cantidad de dispositivos conectados alcanzará los 30 000 millones. Los hoteles empiezan a ser parte de esta adopción integrando la conectividad Wi Fi a los servicios básicos que ofrecen a sus clientes. De hecho, la experiencia de conexión a internet (generalmente evaluada como el Wi Fi) se está convirtiendo cada vez más en un factor importante en la decisión de volverse a hospedar en un hotel o no.



Me ocuparé en este texto de algunos de los muchos otros usos y beneficios que ofrece el Wi Fi a huéspedes de un hotel.



En viaje de placer

El Internet de las Cosas es un concepto que se presenta cada vez más fuera del hogar. En este caso los huéspedes de un hotel pueden utilizar sus dispositivos inalámbricos para pedir comida desde la piscina. El mesero toma el pedido en la tableta electrónica que tiene asignada para ese fin y llega hasta la cocina en donde empiezan a preparar los alimentos y las bebidas. Todo a través de la red Wi Fi. Si el huésped se encuentra en el bar puede ver la carta de vinos del restaurante desde su dispositivo.



Otros hoteles han implementado en los bares mesas con pantalla táctiles interactivas y un espejo con una cámara conectada al Wi Fi a través del cual manda las fotos a las redes sociales de los huéspedes.



Dentro de sus habitaciones los huéspedes pueden controlar el aire acondicionado, la calefacción, las luces, las puertas y acceder a ciertas cámaras de seguridad usando sus dispositivos móviles. También se pueden instalar dispositivos de iluminación y persianas inteligentes que permitan ofrecer una experiencia de vanguardia y más personalizada.



Otra cómoda funcionalidad es el registro. Hay un gran ahorro de tiempo al hacer el check in a través del celular. Al entrar en el lobby el sistema le envía un mensaje al dispositivo del huésped avisándole que ya está registrado y que no es necesario pasar por la recepción.

En cuanto al registro en las redes inalámbricas del hotel los sistemas más avanzados permiten registrarse solo una vez para no volverlo a hacer cada vez que se conecta en otra zona o en otro punto de acceso.



También resulta muy atractivo que cada habitación incluya una tableta electrónica con aplicaciones cargadas de los servicios especiales que tiene el hotel. En esas tabletas el huésped puede ver las opciones de entretenimiento y servicios que ofrece el hotel, acceder a guías turísticas de la ciudad, etc.



En viaje de negocios

Además de las comodidades mencionadas, los viajeros que están en un hotel por motivos laborales pueden beneficiarse aún más con las redes inalámbricas. Me refiero a la facilidad de extender la oficina al hotel.



Por ejemplo, los ejecutivos que están en un congreso, desde la red del hotel pueden enviar por Wi Fi y proyectar la presentación desde distintos dispositivos a la vez. También pueden aprovechar la conectividad de alto desempeño para mandar reportes y presentaciones en tiempo real. Esto es muy importante si se trata de un evento con medios de comunicación que requieren mandar inmediatamente las notas a sus editores.



Es muy común en el viajero frecuente por negocios que la mayor parte del día está en reuniones, por lo que al llegar en la tarde a su habitación requiere ponerse al día, en este sentido una red Wi Fi de alto desempeño con un buen acceso a internet es crítico. Una mala experiencia de conectividad es sumamente frustrante después de un arduo día y es motivo suficiente para no volver a hospedarse en el mismo hotel, a veces generando mala reputación para la cadena entera.



Implementación y administración inteligentes

Los hoteles que quieran competir necesitan una infraestructura de red que les permita ofrecer servicios diferenciados ya que eso genera y aumenta la lealtad de los clientes.



Al instalar una infraestructura de Wi Fi y ofrecerla gratuitamente a los huéspedes, la administración del hotel puede obtener ciertos datos de sus visitantes, como ubicación, hábitos y nivel de satisfacción. Después, esa información será muy valiosa para ofrecerles servicios específicos que respondan a sus necesidades específicas e individuales.



Además los administradores pueden conocer estadísticas para tomar decisiones. Por ejemplo, ver mapas de calor para identificar qué salones o zonas del hotel son las más concurridas.



Es posible ver cuánto consumen los visitantes cuando están en el bar, cuanto tiempo permanecen ahí y que bebidas prefieren. Si el bar es una zona de acceso libre al Wi Fi puede motivar el consumo de bebidas de quienes van para conectarse a la red.



Existen puntos de acceso económicos pero eficaces que pueden instalarse en cada habitación para responder a las necesidades de conectividad exclusivas de cada huésped. Incluso algunos modelos cuentan con puertos Ethernet para conectar dispositivos con cable como IPTV, teléfonos VoIP y cámaras IP.



Los hoteles deben valorar y ver a la conectividad de red como una herramienta de negocio porque se ha comprobado que el Wi Fi gratis incrementa el gasto del cliente en los servicios del hotel. En resumen, el Wi Fi se puede convertir en un servicio y en un canal de venta para atraer a un público que necesita mantenerse conectado.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario