jueves, 15 de marzo de 2018

Era de Datos 2025, ¿está lista su empresa?



¿Se ha preguntado cuál será el volumen de datos que existirá en el mundo para el año 2025? Seagate, líder global en soluciones de almacenamiento de datos, patrocinó un estudio elaborado en conjunto con IDC en el que se identifican las principales y más importantes tendencias en el manejo de datos, que darán nueva forma a la esfera de data global para el año 2025, que incluyen, entre otras, el incremento en la naturaleza crítica para la vida de los datos en la sociedad, la transición de los datos a la nube, y el auge de los dispositivos que crean datos sin participación humana.

Según el análisis llevado a cabo por IDC y patrocinado por Seagate, el volumen de datos que existirá en la red será de 163 zettabytes. Esto equivale a un incremento por un factor de diez en comparación con la cantidad creada en 2016.

Lo anterior supondrá nuevos retos tanto para empresas como para individuos, y plantea la necesidad de crear estrategias para afrontar este crecimiento en la data y brindarle a las empresas la infraestructura adecuada para tener la capacidad de almacenamiento que requieren, ya que según este análisis, las organizaciones que se destacarán durante este periodo serán aquellas que podrán identificar y centrarse en los subconjuntos críticos de datos que produzcan el mayor impacto.

Transición a la empresa

A medida que la creación de datos continúa automatizándose, analizándose y enviándose en tiempo real a los límites de la red, el porcentaje de datos creados está pasando del consumidor a la empresa y cada vez son más las empresas que los almacenan, sin importar en dónde sean creados. Por ejemplo, en el caso de las redes sociales, el contenido creado por las personas termina almacenándose en la infraestructura empresarial. Para 2025, el 60% de los datos será almacenado en infraestructura empresarial.

De convenientes y prácticos a críticos

Los datos se han convertido en un determinante esencial para el funcionamiento óptimo de nuestra sociedad y nuestras vidas, ya sea en infraestructura crítica, dispositivos médicos e incluso automóviles autónomos. La transición con respecto a las décadas anteriores es tal que si el flujo de datos se detuviese, no solo cesarían nuestras operaciones comerciales, sino también el funcionamiento óptimo de nuestra vida cotidiana. La proporción en aumento de los datos que se sabe o se espera que sea crítica o sumamente crítica en 2025, ilustra esta tendencia. Según las predisposiciones analizadas, en 2025, el 20% de los datos serán potencialmente críticos para la vida o la muerte.

Sistemas integrados y el Internet de las Cosas (IoT)

Los megadatos y metadatos continúan en aumento, lo cual tiene implicaciones importantes. Se espera que el índice promedio por cápita de interacciones impulsadas por los datos cada día incremente por un factor de veinte en los próximos diez años, a medida que nuestros hogares, lugares de trabajo, electrodomésticos, vehículos, accesorios e implantes puedan procesar datos. Según el análisis de IDC, la cantidad de veces que un individuo tendrá interacciones impulsadas por datos pasará de 601 en 2020 a 4800 en 2025.

Datos verdaderamente móviles y en tiempo real

Para 2025, se espera que los usuarios conectados alcancen el 75 % de la población mundial, incluido los grupos que antes no habían estado conectados, como los niños, las personas mayores y las personas que viven en mercados emergentes. Estas impresionantes mejoras en la conectividad requieren saltos paralelos en tiempo real y acceso a los datos móviles. Para 2025, casi el 20 % de los datos creados serán en tiempo real.

El aprendizaje automático cambia el panorama

Gracias al aumento de los datos susceptibles de análisis, los sistemas cognitivos se convertirán en agentes dinámicos de acción. Las tecnologías como el aprendizaje automático, el procesamiento del lenguaje natural y la inteligencia artificial contienen el potencial de hacer que el análisis de datos sea más ubicuo, flexible e importante en nuestras vidas. Las implementaciones actuales de los sistemas cognitivos incluyen los autos sin chofer, reconocimiento facial y los representantes virtuales de servicio al cliente; sin embargo, el potencial para nuevos casos prácticos es casi ilimitado. El valor del mercado de soluciones cognitivas alcanzará en 2025 la estratosférica cifra de $40 mil millones de dólares.

La seguridad como base vital

A más datos más vulnerabilidad. A medida que la esfera de datos global experimenta un crecimiento explosivo, también lo hará la brecha entre la cantidad de datos que se deben proteger y la cantidad de datos realmente protegidos. Entre los datos que requerirán protección figuran los financieros, la información relacionada con identificación personal y los expedientes médicos. Se estima que para 2025, el 90% de los datos creados deberá contar con protección; sin embargo, únicamente el 45% de estos datos estarán realmente protegidos.

El 2017 será un año clave para que las empresas comiencen a desarrollar una estrategia que haga frente de forma efectiva y segura a este crecimiento explosivo de datos, mejorando la seguridad y capacidad de su infraestructura de cara a esta nueva era, en la que el análisis, almacenamiento y protección de data será tan importante.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario