miércoles, 4 de abril de 2018

GNU/Linux: tecnología para proteger el medio ambiente



Por Víctor Ruiz, fundador de Silikn.



Las computadoras, tanto de escritorio, como portátiles han logrado sobrevivir y seguir creciendo incluso en una época de desarrollo explosivo de equipos como smartphones o tabletas. Hoy en día, las computadoras se mantienen como herramientas sumamente útiles para el trabajo, el estudio, el entretenimiento y la comunicación, entre otras actividades.

No obstante, esta expansión ha tenido un impacto en el medio ambiente, tanto positivo, como negativo, pues si bien, las computadoras han ayudado a muchos usuarios y organizaciones a reducir el uso del papel – al digitalizar documentos y enviarlos de forma electrónica sin necesidad de imprimirlos – o a permitir significativos ahorros en desplazamientos y evitar la contaminación al facilitar el trabajo remoto, también es cierto que han estado dejando una huella perjudicial para el medio ambiente.


Residuos electrónicos al alza

De acuerdo con los analistas de Gartner, al cierre de 2017, las ventas de las computadoras superaron las 262,5 millones de unidades y, aun cuando representa un descenso del 2,8% en comparación con 2016, siguen siendo millones de equipos que podrían estar sustituyendo a los anteriores.

¿Por qué es posible que se provoque esta sustitución? Porque los equipos se hacen cada vez más lentos, de acuerdo con un análisis de las empresas Avast y AVG y los usuarios conservan sus PCs por mucho tiempo: solo el 10% de las PCs y computadoras portátiles de todo el mundo se compraron en 2015 o posteriormente. Casi el 28% de las PCs tienen más de ocho años y son muy lentas. Además, el 45 % de usuarios utiliza todavía la versión Windows 7 de Microsoft. Lo más probable es que algunas de estas PCs no sigan funcionando durante mucho tiempo más en estas condiciones.

Forrester Research señala que la cantidad de computadoras en uso en el 2015 superó los 2.000 millones, y con una duración promedio de tres años por computadora, la cantidad de equipos descartados anualmente excede los 300 millones y de esta cantidad se generan 4,6 millones de toneladas de desechos electrónicos de los que entre el 50 y 80% terminan en rellenos sanitarios de China, India y México, liberando toxinas como cadmio, plomo, berilio o mercurio de circuitos impresos, tubos de rayos catódicos y baterías, entre otros elementos.


¿Puede ser GNU/Linux una solución?

No solo se trata de eliminar las computadoras de forma responsable, también se trata de hacer un uso más eficiente de los equipos que tenemos para evitar que se conviertan en basura electrónica cuando aún tienen vida útil.



Al instalar sistemas operativos basados en Linux en equipos aparentemente obsoletos podemos hacer que sigan funcionales y así las organizaciones y usuarios que renuevan sus computadoras cada tres años aproximadamente, pueden usar sus equipos más tiempo en muy buenas condiciones. Para que estas computadoras funcionen, por ejemplo, en Silikn instalamos GNU/Linux como sistema operativo (en computadoras que poseen un mínimo estricto de hardware). Esta opción no solo surge de nuestra filosofía para apoyar los programas de software libre y de código abierto, sino también por el compromiso de generar un impacto positivo en el medio ambiente.



Muchas familias, escuelas y ONGs se han visto beneficiadas con las computadoras de reuso. Las organizaciones que deseen donar computadoras para nuestro programa de reuso se pueden beneficiar enormemente al participar en estas acciones, pues las empresas que dan sus computadoras viejas para reuso o reciclado pueden aprovechar la prensa positiva que se genera por sus esfuerzos para proteger el medio ambiente.



Las ventajas aportadas por las comunidades GNU/Linux y sus socios, siguen permitiendo hacer más ecológicas las prácticas de la computación. En la actualidad proyectos como el que desarrollamos en Silikn contribuyen a hacer que GNU/Linux respete cada vez más el medioambiente, pero esto es solo el comienzo de todo lo que se está haciendo para crear una sociedad más sostenible.



Silikn Proton en Donadora

Es por esto que Silikn Proton ha presentado una propuesta para poder hacer frente a esta situación con el lanzamiento de su primera campaña en la plataforma de crowdfunding, Donadora, con la finalidad de recaudar fondos que permitan el desarrollo y consolidación de la iniciativa para reducir los residuos electrónicos, al mismo tiempo que se reduce la brecha digital.

Gracias a esta iniciativa, Silikn Proton establecerá acciones para la reducción de más de 358 mil toneladas de basura electrónica en forma de aparatos y electrodomésticos, lo equivalente a 3.2 kilogramos de residuos por cada mexicano, según estimaciones del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC). Y, en este mismo sentido, Silikn Proton contribuirá a reducir la brecha digital ya que en México, 59.5% de la población es usuaria de los servicios de Internet (los jóvenes de entre 12 y 24 años son los usuarios más frecuentes), pero la cifra sigue estando por debajo del promedio de los países que integran la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) que asciende a una utilización de Internet y servicios relacionados del 81%. Datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) acerca de la disponibilidad de bienes y servicios de Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) en los hogares mexicanos señalan que para 2016 el 45.6% de la población tenía una computadora en casa.

Más información acerca de Silikn puede ser consultada en: https://donadora.mx/projects/silikn-proton y http://www.silikn.com/

No hay comentarios.:

Publicar un comentario