martes, 18 de diciembre de 2018

El estudio de UPS y Greenbiz identifica motivadores y barreras para las flotas eléctricas



Los beneficios ambientales y un menor costo de propiedad, están impulsando a que más flotas de vehículos comerciales migren a unidades eléctricas, según un estudio de UPS (NYSE: UPS) y GreenBiz publicado recientemente. En el informe “Curve Ahead: The Future of Fleet Electrification” ("Una visión al futuro: la venidera electrificación de flotas"), los líderes de la industria identifican los principales motivadores y barreras para la electrificación, así como las estrategias para hacer que el mercado de vehículos eléctricos comerciales pase de ser un nicho, a tener alcance general.



El 83% de las grandes empresas encuestadas tienen la sostenibilidad y metas ambientales como principales motivadores para hacer una inversión en flota eléctrica. Un menor costo total de propiedad, considerando tanto los costos directos como los indirectos y los ahorros durante la vida útil del vehículo, es la segunda entre las razones principales, citada por el 64% de los encuestados. Además del ahorro de combustible, los Vehículos Eléctricos (VE) típicamente requieren menos mantenimiento que los vehículos con motores de combustión interna tradicionales, lo que significa menor costo de mantenimiento.



A pesar del apetito por la electrificación, muchos operadores de flotas enfrentan desafíos. El 55% de los encuestados mencionó el precio inicial de compra de los vehículos comerciales eléctricos como la barrera principal. El 44% considera como una barrera la infraestructura inadecuada para puntos de recarga y el 92% informa que sus instalaciones no están "muy bien equipadas" para acomodar estaciones de recarga para vehículos comerciales. El estudio también encontró que menos de la mitad de las empresas encuestadas están trabajando con gobiernos o empresas de servicios públicos para abordar el tema de la infraestructura de puntos de recarga.



"Los desafíos de costos y requisitos de infraestructura pueden ser desalentadores, pero hemos empezado a ver surgir soluciones", comentó Scott Phillippi, director de mantenimiento e ingeniería automotriz de UPS. “En los Estados Unidos recientemente hicimos un pedido de 50 camiones de entrega eléctricos, los que anticipamos estarán a la par en cuanto a costos con los vehículos convencionales que funcionan con diesel. Y en Londres, pudimos encontrar una solución para nuestras necesidades de recarga a través de una colaboración entre el gobierno y organizaciones privadas. La necesidad del negocio, en combinación con la creciente preferencia que tienen las ciudades y los gobiernos locales por los Vehículos Eléctricos nos ayudará a alcanzar un punto de inflexión para la adopción de la flota de VE a gran escala".



Los gerentes de flotas y los expertos de la industria que fueron entrevistados sugirieron estrategias para superar tales desafíos, incluyendo empezar con pocas unidades. En lugar de llevar a cabo un cambio completo de la flota, muchas compañías darán prioridad a opciones eléctricas cuando reemplacen los vehículos existentes e incluso considerarán opciones de arrendamiento de vehículos eléctricos para mitigar el precio de compra inicial. Migrar una flota de vehículos con combustión interna a vehículos eléctricos depende de los usos específicos de esos vehículos, el tamaño y la distribución de las flotas a través de diferentes regiones, los costos de electricidad y el acceso a la infraestructura de recarga.



"A pesar de la complejidad de la transición de las flotas comerciales a un futuro eléctrico, las tecnologías de los vehículos y las opciones para mejorar la infraestructura están mejorando rápidamente", señaló Paul Carp, director de investigación y analista de GreenBiz Group. "La continua colaboración en la industria será fundamental para acelerar la electrificación de los vehículos hacia una amplia gama de usos".



A medida que el mercado de los vehículos comerciales eléctricos madura, el 70% de las compañías informa estar trabajando de cerca con los fabricantes y proveedores de vehículos para identificar las últimas tecnologías y características de los vehículos eléctricos. Esta comunicación es importante dado que el 32% de los encuestados mencionó la disponibilidad inadecuada de los vehículos como una barrera. UPS está trabajando con fabricantes de vehículos comerciales como ARRIVAL, Tesla, Thor Trucks y Workhorse, proporcionándoles datos y retroalimentación sobre el rendimiento de su flota, para, así, ayudar a fomentar la disponibilidad y la creación de vehículos que se ajusten a las necesidades únicas de la empresa.



UPS también trabaja con fabricantes, gobiernos y empresas de servicios públicos para potenciar tecnologías innovadoras, como la matriz carga inteligente en Londres, la cual, permite que la flota de vehículos eléctricos de la empresa reciba carga eléctrica. Esto se logró sin una actualización costosa de la red. El proyecto, fue posible gracias a la participación de UK Power Networks, Cross River Partnership y la Oficina de Vehículos de Baja Emisión del Reino Unido, siendo un ejemplo de cómo la colaboración puede superar las barreras hacia la electrificación de los vehículos.



Los resultados de la investigación se exploraron en profundidad en la conferencia GreenBiz VERGE en Oakland, California, el 16 de octubre. Para descargar el documento, visite ups.com/sustainability.



El estudio del 2018 de UPS y GreenBiz " Una visión al futuro: la venidera electrificación de flotas" presenta los resultados de la investigación cualitativa, junto con una encuesta en línea realizada por GreenBiz Group en junio del 2018 entre más de 200 encuestados dentro del Panel de Inteligencia de GreenBiz.



UPS tiene una larga historia con los vehículos eléctricos, pues los introdujo por primera vez en su flota de EE.UU. en la década de 1930. UPS ahora cuenta con más de 1,000 vehículos eléctricos e híbridos eléctricos desplegados en todo el mundo. La flota de la compañía, que cuenta con aproximadamente 9,300 vehículos de combustible alternativo y tecnología avanzada, recorre actualmente más de 1 millón de millas cada día.



Desde el 2008, la compañía ha invertido más de $1,000 millones de dólares en vehículos e infraestructura de combustible alternativo y tecnología avanzada. Esta inversión estratégica redirige una compra que normalmente respaldaría la adquisición de un vehículo diésel o de gas a un vehículo de combustible alternativo. De hecho, UPS se ha comprometido a que para el año 2020, el 25 por ciento de las compras anuales de vehículos sean de combustible alternativo o vehículos de tecnología avanzada. Este cambio hacia vehículos de combustible alternativo y la infraestructura que los apoya, ha ayudado a UPS a impulsar el mercado de vehículos eléctricos a la paridad de costo con los vehículos de combustible convencional, además de alcanzar ahorros tanto en los costos de combustible como en el mantenimiento.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario