jueves, 10 de enero de 2019

La demanda en redes creció durante este año y 2019 no muestra signos de indiferencia



Por: Dan Whalen, President Network & Cloud en ARRIS

El año 2018 marcó el comienzo de las redes multi -protocolo, multi-plataforma y multi-gigabit a una velocidad sin precedentes y los próximos 12 meses no muestran signos de desaceleración ya que habrá un aumento en las cifras de Internet de las Cosas y otros dispositivos conectados.

El video OTT, (Over-the-Top, de libre transmisión) estará disponible en televisores fijos, así como en computadoras portátiles y teléfonos inteligentes. Wireless Backhaul (red de retorno) en redes fijas y la óptica digital extenderá su alcance y capacidad.

Este año mostró un enorme progreso entre tres áreas principales:

· Crecimiento exponencial de ancho de banda. El crecimiento de suscriptores de banda ancha, más la proliferación de dispositivos conectados, igualó una demanda de red sin precedentes. Además, el número de dispositivos conectados por residencia (en algunos casos, entre 20 y 30 en promedio) está eclipsando rápidamente el número de dispositivos conectados por usuario, según el Índice de conectividad y entretenimiento (CEI) de 2018 de ARRIS. Y no se trata solo de hogares: los proveedores de servicios vieron un fuerte crecimiento en los clientes comerciales este año.

· El internet en cualquier lugar se volvió imprescindible. Los guerreros móviles han dado paso a las masas móviles y son igual de exigentes: el 89 por ciento de las personas en todo el mundo ahora esperan una conectividad constante, según el CEI de 2018. Desde usar el servicio celular como hot spot de respaldo cuando falla la conexión Wi-Fi, hasta ver videos OTT en televisores fijos en lugar de solo en nuestras computadoras portátiles y smartphones, los slogans de mercadotecnia de “cualquier dispositivo, en cualquier momento y en cualquier lugar” se han convertido en hechos. En respuesta, la óptica digital está ampliando el alcance y la capacidad de las redes.

· La migración de servicios gestionados de empresas a hogares. Dirigidos por compañías innovadoras como Netflix y The Weather Channel, los servicios personalizados propios del ámbito de las redes corporativas, ahora se ofrecen a hogares y dispositivos móviles. Desde la seguridad doméstica de alto nivel hasta los primeros usuarios de Internet de las cosas (IoT), las expectativas de nivel empresarial se han extendido a la tecnología residencial.

Estas son algunas tendencias que cobrarán importancia a medida que las redes hacen posible un futuro más flexible, y el mercado actual de $ 8 mil millones de dólares se expande para satisfacer la creciente demanda:

· Verdadera integración entre tecnologías de redes empresariales y residenciales. Las redes de múltiples gigabits para uso residencial y comercial están llegando en paralelo, y tecnologías como 802.11ax (el nuevo estándar que mejorará la velocidad de navegación) promete ser la primera en cambiar la secuencia de comandos sobre la migración de tecnología, comenzando en los hogares y luego a las empresas. El aprovisionamiento inalámbrico y flexible integrado seguirá su ejemplo. En paralelo, la capacidad absoluta aumentará. Actualmente podemos ver lanzamientos de servicios de 2 Gigabits en los EE. UU. e incluso redes de mayor capacidad a nivel internacional.

· El auge de la verdadera automatización de la red: más inteligencia y más flexibilidad. Los niveles de velocidad por Gigabit son costosos, por lo que varios desarrollos buscarán reducir los precios totales y operativos al mismo tiempo que aumentan la flexibilidad del caso de uso. Las redes virtualizadas serán programadas para tener máxima flexibilidad. Big Data proporcionará información y análisis para equilibrar las cargas de red y las nuevas arquitecturas de acceso a la red buscarán aumentar la confiabilidad y la operación eficiente. En algunos casos, las arquitecturas complejas de redes proporcionan el nivel de elección y controlan la demanda de los usuarios de alto nivel.

· Gestión externa del manejo de redes en mayor escala. La gestión de estos costos y complejidades superará rápidamente a los propietarios y las pequeñas y medianas empresas. A medida que la fibra llega por fin, los servicios de gestión de red se descargarán a los proveedores de servicios. Las redes definidas por software que ofrecen acceso distribuido, licencias de ancho de banda y nodos actualizables proliferarán a medida que tecnologías exigentes como PON, backhaul 5G, Metro Ethernet y una larga lista de funciones virtuales aparezcan en redes residenciales y empresariales por igual.

En resumen, en ARRIS continuamos ayudando a construir las mejores redes que el mundo haya visto.

¡Ha llegado el 2019!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario