miércoles, 13 de febrero de 2019

Jobstacles, un estudio de LinkedIn, identificó los obstáculos más frecuentes entre profesionales mexicanos que les impiden conseguir el trabajo idóneo



Jobstacles, un estudio en el que LinkedIn analizó los principales motivos por los que los profesionales de todo el mundo no se atreven a dar un salto importante en sus carreras, reveló que más de tres cuartas partes de los profesionales mexicanos encuestados (78%) han decidido no solicitar un trabajo que desean por las razones más comunes como: no querer decepcionar a su empleador actual (18%), miedo a cambiar su ruta diaria (15%) y temer que no les guste el nuevo rol o que sea peor que donde ya están (14%).

Otros obstáculos que compartieron estos profesionales al ser cuestionados sobre las razones que los detienen a solicitar un puesto que desean, van desde creer que no tienen experiencia suficiente (12%), hasta tener miedo al rechazo y al fracaso (12%) o, simplemente, les parece que no tienen tiempo para aplicar (12%).

Sin embargo; Juan del Cerro, Top Voice de LinkedIn México, Director y Co Founder en Socialab y Disruptivo.tv., comenta que: “La mejor manera de superar los obstáculos para encontrar la felicidad y estabilidad laboral, es atreverse a salir a probar nuevas experiencias, aprender nuevas habilidades y conocer a nuevas personas hasta que se encuentre el trabajo que realmente traiga un crecimiento laboral. La inspiración y la pasión, no nos van a venir a buscar, somos nosotros los que tenemos que ir a buscarlas”.

Falta de confianza: un jobstacle muy común

Más de un tercio de los encuestados mexicanos (38%) ha decidido no solicitar un puesto debido a la falta de confianza, siendo éste el motivo que más predomina entre las personas de 18 a 34 años (48). Aquellos que han sido desanimados debido a esto, mencionan su temor a salir de su zona de confort y piensan que no son lo suficientemente experimentados para desempeñar el nuevo rol con éxito (ambos, 28%).



Infelicidad laboral: una constante difícil de romper

Más de siete de cada diez trabajadores mexicanos (72%) han permanecido en un trabajo a pesar de haberse sentido infelices o poco inspirados, mientras que un quinto (20%) expresaron sentirse de esta manera en su empleo actual. Los resultados del estudio revelan que son las mujeres quienes, en su mayoría, se sienten así (74%), aunque los hombres también son propensos a sentirlo en su rol actual (20%).



Un dato sorprendente sobre esto es que aquellos que se han sentido infelices esperan, en promedio, un año completo antes de solicitar un nuevo empleo. Además, quienes tienen entre 18 y 34 años, tienen más probabilidades de experimentar estos sentimientos, tomando un promedio de 10 meses antes de considerar la posibilidad de irse, mientras que los que tienen entre 45 y 54 años, tienen más probabilidades de quedarse en el puesto a pesar de estos sentimientos, y toman un promedio de hasta 16 meses antes de considerar la posibilidad de hacer un movimiento.



“Un gran consejo que les podemos dar los que estamos a cargo de la gestión de talentos es que hay que hacernos responsables de nuestro propio desarrollo. Adoptar los conceptos de autogestión y automotivación. No caer en una postura de desesperación por no crecer al ritmo que quisieran... 8 meses en un puesto no es suficiente para sentirse “estancado” o “infeliz”, comenta Samantha Magadán, Top Voice de LinkedIn México, CEO y Career Coach en Kandidaat. “Acercarse a un mentor para aprender, preguntar y escuchar lo necesario, es algo que puedan implementar de inmediato, en cualquier trabajo que inicien. Seguramente, habrá quien les quiera poner una etiqueta negativa pero nunca la adopten, es muy importante trabajar en las áreas de oportunidad que cada uno tenemos, pero jamás debemos adoptar etiquetas negativas que afecte su autoconfianza”.



Dar el gran paso

Quizá sea evidente que un salario más alto sea el factor de cambio que más motiva a los trabajadores para solicitar un nuevo cargo (50%), seguido por perseguir un rol que implique crecimiento laboral (35%) y mejores beneficios (31%). Sin embargo, los mexicanos encuestados también dan importancia a buscar un nuevo reto (27%), mejor equilibrio trabajo / vida (27%), un rol más senior (23%) y oportunidades de viajar (20%).



Cuando hablamos de solicitar un nuevo puesto, más de un tercio (37%) dice que sería más probable que se animaran a aplicar si es el empleador quien los contacta para el rol y casi una cuarta parte encontraría sumamente útil hablar con alguien en un puesto similar para saber qué esperar (23%).



Por otro lado, el 93% de los trabajadores dicen que hay otras cosas que priorizarían antes de buscar un nuevo trabajo, tales como pasar tiempo con amigos y familiares (59%), o disfrutar del tiempo libre (44%). El 58% menciona que la comodidad de un rol en el que han permanecido por algún tiempo hace que tengan menos iniciativa para postularse, y al 39% les resulta difícil encontrar motivación después de estar en el trabajo todo el día.
“Todo aquello que se conoce como salario emocional: flexibilidad de horario, home office, plan de carrera, formación, reconocimiento, un ambiente saludable de trabajo y del espacio físico, días libres, la cultura laboral, apoyo y empatía cuando los colaboradores enferman o se tiene una situación personal crítica, entre otras cosas, son elementos que deber ser parte fundamental en la balanza, al momento de tomar la decisión y dar el salto a otro empleo, siempre con miras al crecimiento y desarrollo profesional; no siempre se trata del salario neto” concluye, la Career Coach y Top Voice, Samantha Magadán.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario