miércoles, 3 de abril de 2019

El combate a los fraudes fiscales al alcance de tu mano

Marcelo Annarumma, presidente para América Latina de IDEMIA 


* Por Marcelo Annarumma, presidente para América Latina de IDEMIA



La implementación de nuevas tecnologías digitales puede permitir una reducción en la evasión de impuestos en México, y en el mundo. Según un el estudio del Fondo Monetario Internacional, The Digital Gamble, el diseño de nuevas políticas fiscales que adoptan este tipo de sistemas haría posible una mayor recaudación y a su vez, facilitaría el control de recursos públicos.



Durante 2018, se detectaron a más de 13,000 implicados en la evasión fiscal, según un estudio de la Universidad de las Américas Puebla. Dicho documento señala que tanto el impuesto sobre la renta (ISR), el impuesto al valor agregado (IVA) y el impuesto especial sobre producción y servicios (IEPS) representan en conjunto más de 200 mil millones de pesos.

De acuerdo con el mismo estudio, la tasa de evasión fiscal en nuestro país representó cerca del 2.6% del PIB en 2016, lo que representó para el gobierno un déficit de recaudación fiscal de alrededor de $510,000 millones de pesos.



El Servicio de Administración Tributaria (SAT) ha mencionado que México ha llegado a una nueva era de fiscalización basada principalmente en la facturación electrónica y con base en los avances en digitalización de diversos procesos.



Los datos son alarmantes y es necesario tomar cartas en el asunto. El fraude fiscal representa un desafío que debe ser confrontado. Afortunadamente, hoy existen diversos ejemplos de cómo lograrlo de forma exitosa. Uno de ellos, es la adopción de tecnología en el combate a la evasión fiscal.



El estado de Alabama en Estados Unidos ha lanzado un Programa Avanzado de Protección de Identidad capaz de corroborar con certidumbre la legitimidad de la declaración de impuestos, agilizando reembolsos hasta en un 60%.

Aunque puede parecer algo extremadamente complejo, es una aplicación gratuita llamada

eID, disponible para los sistemas operativos más populares.



Su uso es simple: los contribuyentes sacan un selfie y fotografían su licencia de conducir o documento de identidad, los cuales son verificados digitalmente por el Departamento de Ingresos de Alabama (ADOR, por sus siglas en inglés). El cruce de datos del órgano estatal notificará cualquier eventual duplicidad de información y registros, además de proteger la identidad del ciudadano y sus declaraciones fiscales. Por medio de ese recurso, en tan solo 10 meses, fue posible identificar más de 177 mil casos de robo de identidad.



El caso de Alabama es sólo una prueba de cómo la tecnología puede ayudarnos, como nación, a enfrentarnos a problemas recurrentes. En varios casos, la solución puede estar en la palma de nuestras manos, con recursos simples como una aplicación que confirma que usted es usted mismo - y nadie más - a través de la biometría.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario