miércoles, 31 de julio de 2019

Industria del transporte aéreo aprovecha IoT para hacer viajes más eficientes

Uriel Torres, Director General para México y Centroamérica de SITA.


Por Uriel Torres, Director General para México y Centroamérica de SITA.

A principios de la década del 2000, los primeros proyectos comenzaron a permitir la conexión a internet a través de objetos distintos a las computadoras. Actualmente, el número de dispositivos que pueden conectarse a la red ha permitido el impulso de lo que se conoce como "internet de las cosas" (IoT, por sus siglas en inglés), mismo que tiene como finalidad conectar el mayor número de objetos cotidianos que, de manera conjunta, estimulan la creación de servicios en diversas áreas, transformando nuestra realidad social.

Según una encuesta a consumidores de IoT realizada por la firma de investigación Metova, a principios de junio, menos del 25% afirmaron tener una buena comprensión de lo que es el IoT y el 85% aseguró que desea monitorear en tiempo real sus dispositivos conectados.

Sin embargo, el término IoT continúa evolucionando con nuevas tecnologías; por ejemplo, la tecnología de “beacons” basada en bluetooth es una forma de bajo costo para poder interactuar con los teléfonos inteligentes o smartphones y “tablets”. Las aplicaciones de teléfonos inteligentes pueden escuchar la señal de un “beacon” y luego conectarse para obtener información sobre dónde están y qué hay a su alrededor, según el identificador del “beacon”.

Con la IoT, el cambio de juego es que la integración de temas inteligentes y de conexión puede permitir nuevos procesos empresariales y de eficiencia. Lo hace interconectando diferentes componentes y proporcionando una visibilidad completa de lo que está sucediendo, en lugar de los sistemas operativos de ayer basados en silos, que dieron lugar a una fragmentación sin intercambio de datos, visibilidad limitada y falta de información. Una encuesta de un proveedor de equipos de conectividad arrojó que el 35% de los proyectos de IoT han sido un rotundo éxito, por lo que su implementación debería ser considerado en toda las industrias.




En términos de uso para el transporte aéreo, vemos las áreas de impacto de IoT, tales como seguimiento, gestión y monitoreo de activos. En el aeropuerto, el IoT se puede utilizar como parte de la automatización de edificios y la gestión de instalaciones; por ejemplo, la gestión de activos interiores y la telemetría. Los sensores pueden generar una gran cantidad de información para mejorar la experiencia de los pasajeros y mejorar la gestión de las instalaciones. Seguimiento de la gestión de edificios, gestión de espacios de trabajo, CCTV y creación de sinergias en todos estos datos en el aeropuerto.

Esto será útil para áreas interiores como aeropuertos, donde el GPS del teléfono no funcione o no sea muy preciso, permitiendo diferentes casos de uso según la configuración de los “beacons”, ya que pueden configurarse para transmitir una señal desde unos pocos centímetros hasta a más de 100 pies. Por lo tanto, por ejemplo, los agentes pueden hacer que su información aparezca automáticamente cuando se acerquen a un mostrador o pueden usarla para navegar paso a paso para llegar a donde necesita ir; por ejemplo, al buscar el cajero automático o el restaurante más cercano desde su ubicación.

Para las aerolíneas, el IoT está impulsando un creciente interés en generar datos que puedan utilizar en sus diferentes procesos. Desde una perspectiva de mantenimiento, por ejemplo, el IoT también ayuda a identificar y localizar componentes clave de piezas de repuesto y reducir el tiempo de AOG (aviones en tierra).

Y, por supuesto, en la aeronave, el IoT es parte integral de los datos del fuselaje y los motores, pero también en áreas como la cabina conectada para el pasajero o el equipo de monitoreo en la cabina de pilotos.

Según un reporte de SITA lanzado a finales del año pasado, durante 2016 y 2017, muy pocas aerolíneas emprendieron iniciativas habilitadas por el IoT, pero en el último año ha habido un crecimiento de dos dígitos en varias áreas. 31% de las aerolíneas ahora usa el IoT para monitorear los combustibles y motores (un 18% más que el año pasado) y un 25% usa esta tecnología para "monitorear equipos basados en el aeropuerto". Los casos de uso de IoT implementados principalmente por las aerolíneas y explorados por los pilotos de I&D serán para monitorear el combustible y mejorar la movilidad de la mano de obra.

En cuanto a aeropuertos, la implementación de las iniciativas de Internet de las cosas (IoT) para los servicios de pasajeros en el aeropuerto, aún es baja, siendo la más implementada, el "etiquetado inteligente de equipaje para permitir el seguimiento continuo", que solo fue adoptada por 1 de cada 20 aeropuertos. Por otro lado, las iniciativas de IoT para servicios operacionales en aeropuertos han tenido una implementación mayor: el 27% adoptó "sistemas de información geográfica" y el 15% adoptó el "monitoreo de equipos basados en aeropuertos" y "monitoreo de ubicación/condición de activos".

En SITA, vemos mucho potencial para el futuro y estamos avanzando con inversiones, investigaciones, innovaciones y proyectos para dar vida al IoT emergente en nuestra comunidad.

¿Qué le depara el futuro a la industria aérea? Puede que todo sea parte de la "Internet de las cosas que se pueden llevar", que vendrá a los aeropuertos en un futuro cercano. El IoT es realmente un cambio de juego para el transporte aéreo y, a medida que avance, SITA lo monitoreará, junto con otras tecnologías, para aprovechar su poder para nuestros clientes y los pasajeros en todo el mundo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario