miércoles, 3 de julio de 2019

Silikn anuncia la versión beta de su plataforma digital para calcular el CO2 que genera la basura electrónica




  • La herramienta permitirá a las pequeñas y medianas empresas obtener más datos acerca del problema de la basura electrónica para ejecutar soluciones adecuadas.
Uno de los más grandes problemas ambientales que enfrenta México es la generación de basura. No sólo se trata de un incremento en la cantidad de basura, sino también de un cambio importante del contenido ya que antes se trataba en su mayoría de desechos orgánicos, mientras que en la actualidad los residuos generados son más voluminosos, no siempre son biodegradables y tienen un mayor contenido de sustancias tóxicas, como es el caso de la basura electrónica.
De acuerdo con datos del INEGI, INECC y la UNAM, en México se generan alrededor de 29 toneladas de basura electrónica al mes, de la cual solo se recicla el 14% de forma adecuada. De acuerdo con los mismos datos, cada mexicano genera aproximadamente 10 kilogramos de basura electrónica al año.

Con la finalidad de proteger el medio ambiente, ningún producto electrónico debe tirarse a la basura, sino buscar alternativas para su reuso o reciclaje. En México todavía faltan opciones para la recolección, almacenamiento y recuperación de basura electrónica a través de procesos apropiados, lo cual provoca la generación de CO2 en el ambiente. 

¿Cuánto CO2 genera la basura electrónica?

En principio, se puede mencionar que como ejemplo comparativo de emisiones, un auto que gasta 600 litros de gasolina al año - un tanque de 50 litros al mes -, emite a la atmósfera una tonelada de CO2 anual, el equivalente a lo que absorben dos árboles medianos en 50 años de vida.

De la misma forma, cinco computadoras encendidas solo en horario de oficina, cinco días a la semana, nueve horas al día, generan una tonelada de CO2, pero ¿cuánto es una tonelada de CO2 en términos de basura electrónica?

Para obtener información más detallada, Silikn tiene en fase de prueba la versión beta de una plataforma digital que ofrece la capacidad de hacer cálculos como los siguientes: el reciclaje de una computadora de escritorio evita la emisión de 0,883 toneladas de CO2 al año; un monitor, una TV o smartTV evitan la emisión de 0,294 toneladas de CO2 al año; una laptop, 0,442 toneladas y, un smartphone o tableta, 0,221. 

Tomando en consideración estos datos, con una computadora, un monitor, una laptop y un smartphone reciclados o reusados se pueden salvar ocho árboles. Otro punto a considerar es que al reciclar una sola computadora de escritorio se pueden obtener 118 botellas de plástico y 541 latas de aluminio.

Cuando se habla de emisiones de CO2 es complicado tener una idea de a cuánto equivale un kilogramo de CO2, por lo que unos conceptos pueden ofrecernos cifras tangibles: por ejemplo, la emisión de 1 kilogramo de CO2 es lo que resulta de recorrer 13 km en metro, obtener 12 porciones de arroz, 30 manzanas, 424 tazas de té o 282 horas de luz.

Como podemos observar, la huella de carbono de la tecnología está más allá de lo que cualquier diseñador, fabricante, empresa o incluso los reguladores del gobierno pueden gestionar. Como consumidores tenemos que comprar menos y comprometernos más por la salud de todo este planeta. El objetivo no es condenar la alta tecnología, las computadoras y todas sus relaciones electrónicas, sino explorar cómo las demandas materiales de la era digital, tal como están configuradas, están afectando el mundo y la salud de las comunidades y revisar la forma en la que se hacen propuestas para resolver este problema.

Es por esto que Silikn mantiene sus investigaciones y actividades para poder hacer frente a esta situación y lograr uno de sus objetivos en su primera fase de operaciones: la reducción de más de 300 mil toneladas de basura electrónica en forma de aparatos y electrodomésticos, lo equivalente a 3.2 kilogramos de residuos por cada mexicano.

La plataforma estará disponible a través del área de consultoría de Silikn en el transcurso de los siguientes meses para aquellas pequeñas y medianas empresas que requieran medir el CO2 que pueden evitar a través del adecuado desecho de sus residuos electrónicos, así como la identificación de acciones sostenibles a seguir. 

Para más información consulte www.silikn.com

No hay comentarios.:

Publicar un comentario