miércoles, 28 de agosto de 2019

Ciudades Inteligentes Hiperconectadas y Seguras




El impulso por Ciudades Inteligentes está creciendo a medida que los gobiernos buscan conectar servicios esenciales como una forma de proteger a sus ciudadanos. Sin embargo, ¿qué tan seguras son estas Ciudades Inteligentes?

Un reciente estudio de DigiCert, reveló que las empresas han comenzado a sufrir pérdidas monetarias significativas debido a la falta de prácticas recomendadas en el marco de adopción de IoT en sus modelos de negocios. Entre las compañías encuestadas el 25% declaró al menos 34 millones de dólares en pérdidas en incidentes de seguridad relacionados con el IoT en los últimos dos años. De igual forma el 83% de los encuestados indicaron que IoT es considerablemente importante para ellos en la actualidad, mientras que el 92% afirmó que IoT será extremadamente importante para sus respectivas organizaciones en los próximos dos años. Cabe mencionar que DigiCert realizó el estudio global en una amplia variedad de industrias y con más de 700 empresas.

Dean Coclin, Director Senior de Desarrollo de Negocios de DigiCert, alerta la necesidad de blindar con cifrados fuertes todos los dispositivos interconectados a través de IoT y así evitar el creciente hackeo de automóviles, señales de tránsito, dispositivos médicos y juguetes. Ante este panorama, DigiCert innova y trabaja para avanzar en soluciones basadas en SSL y PKI para asegurar a las empresas y los mercados emergentes con el IoT, la nube y DevOps, respaldando sus necesidades con soluciones de seguridad avanzadas y basadas en PKI que escalan y ahorran costos.

Las ciudades inteligentes coinciden en tendencias hacia una mayor urbanización


Las urbes cada vez están avanzando más en las Tecnologías de Información y Comunicación para la prestación de sus diferentes servicios, entre los que se incluyen rubros como la gestión de la economía, el transporte, la energía y la gobernanza. A medida que el campo de Internet de las Cosas (IoT) siga renovándose y expandiéndose, los beneficios potenciales y las eficiencias obtenidas también lo hacen.

La población de las ciudades ha tenido una enorme evolución a lo largo del tiempo, pero no tiene comparación con lo sucedido durante las últimas décadas. Según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), actualmente 4.100 millones de personas viven en ciudades, mientras que hace solo 20 años eran 2.200 millones. Así mismo, la ONU calcula que en 2040 más del 75% de los seres humanos vivirá en urbanismos. Ante este panorama la implantación de medidas para crear ciudades inteligentes ha lanzado esa transformación con proyectos para probarse en algunas ciudades, mientras que otras buscan activamente el reconocimiento como ciudad inteligente de una forma más integral. Cuando surgió el concepto de ciudad inteligente, la sociedad lo asumió con cierta desconfianza, Dadas las posibles inquietudes sobre privacidad y la capacidad de que los actores maliciosos puedan acceder y manipular la infraestructura crítica, si no se implementan las medidas adecuadas de seguridad de datos y dispositivos.

¡La seguridad ante todo!

Más allá de tener una ciudad hiperconectada, hay que tener en cuenta que un posible fallo de seguridad en un proyecto de ciudad inteligente podría tener un impacto mucho mayor y unas consecuencias enormemente graves. Tomar conciencia de ellos es crucial para ayudar a los tomadores de decisiones sobre ciudades inteligentes a trazar sus planes para tratar de obtener resultados óptimos y seguros a la hora de implantar la IoT. Es por ello que es fundamental crear un marco para las políticas de datos que tenga en cuenta los estándares definidos incluida una sólida seguridad de identificación, autenticación y cifrado e inicien programas que mejoren el éxito de esa adopción.

Asimismo, las organizaciones están adaptando las directrices recomendadas por entidades como DigiCert para abordar los retos de seguridad de la IoT y las ciudades inteligentes de hoy en día. Tras el aumento exponencial de dispositivos interconectados en sectores como la salud, automotriz/transporte, industria, infraestructura inteligente/ciudad inteligente, ha provocado la necesidad de fortalecer la identidad y la autenticación de dispositivos, el cifrado de datos e información confidencial y el código de firma y las actualizaciones de firmware de dispositivos.


Las empresas podrán implementar estas soluciones de manera rentable a cualquier escala utilizando infraestructura de clave pública (PKI) y certificados digitales a través de un proveedor de certificados capaz y líder a nivel mundial como DigiCert. Además, estas compañías proporcionarán soluciones y herramientas a los fabricantes de dispositivos IoT para que sigan preparados para las amenazas cuánticas. El objetivo es mantener segura la información confidencial y los activos de alto valor.




Las ciudades inteligentes recién comienzan a ser reconocidas por sus innumerables beneficios y son la inversión del futuro para maximizar la eficiencia, la sostenibilidad y mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos que las habitan. A medida que el mundo de la interconectividad se expande día a día, no hay más remedio que adoptarlo e intentar adelantarse a la curva para garantizar que los beneficios que se ven en todo el mundo también se puedan ver en sus comunidades locales. Desde teléfonos inteligentes hasta agua inteligente y ciudades inteligentes, el mundo se está volviendo más inteligente y sus habitantes necesitan mantenerse al día.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario