La importancia de la protección de la energía en nuestros hogares, ahora nuestros centros de trabajo



En esta época de contingencia en la que todos nos vemos en la necesidad de trabajar desde nuestra casa, ésta ha pasado de ser nuestro lugar de descanso para convertirse en nuestro centro de operaciones y poder así continuar con nuestras actividades. Por tal motivo, la disponibilidad de los servicios necesarios para operar (comunicaciones y energía), se ha vuelto indispensable lo cual nos lleva a considerarlo como un nuevo entorno de misión crítica.

Según previsiones de la consultora Frost & Sullivan, en los próximos años, 35% de la población mundial trabajará desde casa, aunque este porcentaje podría ser mucho mayor en algunas regiones; en México, de acuerdo con datos publicados por la Secretaría del Trabajo, hasta el 70% de las actividades laborales podrían desarrollarse fuera de la oficina.

En lo que respecta al tema eléctrico, existe aún mucho desconocimiento sobre las implicaciones de conectar nuestros equipos electrónicos directamente a los tomacorrientes. Vivimos en un país en donde dependiendo la región en que nos encontramos, podemos experimentar diferentes deficiencias con la energía que recibimos de la red eléctrica.

“Estas anomalías son enemigos silenciosos que van dañando gradualmente la vida útil de los componentes electrónicos”, comenta Alejandro Sánchez, director general de CyberPower Systems México. “Adicional a que, un corte de energía puede derivar en la imposibilidad de concretar una transacción financiera en línea, el envío de un reporte de gran importancia a la alta dirección, una cotización a un cliente o incluso, realizar una factura para poder llevar a cabo un cobro”.

Durante la contingencia, los hogares de millones de personas se convertirán en centros de operaciones laborales, por ese motivo, el consumo eléctrico domestico sufrirá un considerable aumento de su demanda, esto podría representar una seria amenaza para los equipos electrónicos que se empleen en el proceso debido a las diversas variaciones del voltaje o los cortes de la energía.

Es de suma importancia contar con una solución de protección de energía que permita brindar una continuidad de negocio; mediante el uso de una batería de respaldo se asegura la protección contra fluctuaciones en el voltaje y el ruido eléctrico, o bien, una simple pero necesaria protección contra picos de voltaje.

“En CyberPower sabemos que una falla de energía puede conducir a la pérdida de tiempo y dinero e incluso a la pérdida de clientes. La correcta solución de respaldos de energía, ayudará a mantener las operaciones comerciales funcionando sin problemas, permitiendo identificar oportunidades para mejorar la eficiencia y reducir los costos operativos”, finaliza Alejandro Sánchez.

Comentarios