Check Point Software Technologies adquiere la startup tecnológica Odo Security




Check Point® Software Technologies Ltd. (NASDAQ: CHKP) ha anunciado hoy la incorporación de una nueva tecnología clientless de acceso remoto seguro creada por la startup israelí Odo Security. Esta solución se integrará con la arquitectura Infinity de Check Point y se convertirá en la solución más segura y fácil de usar que las empresas necesitan para permitir el acceso remoto seguro de sus empleados a cualquier aplicación.

La pandemia de la COVID-19 ha hecho que las empresas adopten el teletrabajo de forma masiva, pasando del 30% antes de la pandemia al 81% en la actualidad, según indica la consultora Gartner. Actualmente, un 74% de estas se proponen permitir el trabajo remoto de forma permanente. Sin embargo, muchas empresas han descuidado aspectos críticos de la seguridad en la carrera por habilitar el teletrabajo, lo que ha aumentado de manera significativa su grado de vulnerabilidad ante posibles ciberataques.

«Muchas empresas deben preocuparse por la seguridad para poder ofrecer la conectividad que necesitan sus actividades diarias«, señala Dorit Dor, vicepresidenta de productos de Check Point Software Technologies. «Al incorporar el acceso remoto seguro y único de Odo Security a nuestra gama de servicios de seguridad y prevención de amenazas, ayudamos a las empresas a superar este desafío. De esta forma, podemos proporcionar una solución consolidada para ayudar a las empresas a conectar de forma segura cualquier cifra de empleados a distancia, desde cualquier lugar, consiguiendo que trabajar desde casa sea más cómodo y seguro que nunca», añade Dor.

Odo Security, una start-up israelí fundada en 2017, ha desarrollado una tecnología clientless de acceso remoto seguro (SASE) basada en la nube. A diferencia de las soluciones tradicionales de acceso remoto seguro, esta tecnología permite:

  • A los empleados: conectarse a una amplia gama de aplicaciones fácilmente a través de un portal unificado, como, por ejemplo, acceder a escritorios de ordenadores a distancia, aplicaciones web, servidores de bases de datos, servidores en nube y corporativos, y todo sin necesidad de instalar ningún programa o software.
  • A los responsables de la seguridad: desplegar fácilmente una solución en menos de cinco minutos desde la nube. También aumenta la visibilidad, incluyendo un seguimiento completo de la actividad de los empleados.
  • Arquitectura de Zero Trust: definir la política de acceso detallada para dar a las personas adecuadas en el contexto adecuado, el acceso a las aplicaciones menos privilegiadas y reducir la superficie de ataque.

Comentarios