Proteger la información como una buena práctica empresarial




por Víctor Ruiz, fundador de SILIKN y mentor del Centro de Ciberseguridad 05000

La escena de la ciberseguridad avanza a un ritmo vertiginoso y, al mismo tiempo, los avances tecnológicos son cada vez mejores para ayudar a los ciberdelincuentes a aprovechar las lagunas de seguridad de las organizaciones. Con el continuo crecimiento de infracciones y amenazas cibernéticas, estos ataques deberían ser una preocupación prioritaria para todas las organizaciones.

Un ejemplo de estos ataques de seguridad de datos es WannaCry, un ataque de malware masivo que afectó a más de 150 países, incluidos el Reino Unido, Alemania, India y Japón. Teniendo en cuenta todos los datos confidenciales que las organizaciones almacenan en línea, incluidos los documentos financieros y los detalles privados de los clientes, es evidente que una infracción podría tener un gran impacto negativo en sus negocios y la seguridad de sus datos.

¿Qué medidas pueden tomar las organizaciones para garantizar la seguridad de los datos?

Las organizaciones necesitan un marco seguro de tecnología y establecido para construir la base sólida de una ciberseguridad saludable. Independientemente de los dispositivos que estén utilizando, ya sean computadoras, laptops, raspberry pi, deben vigilar todos los componentes, incluidos los dispositivos y sistemas. Deben asegurarse de que todas las computadoras y dispositivos inteligentes estén adecuadamente protegidos contra ataques cibernéticos avanzados y maliciosos que ponen en peligro la seguridad de los datos.

El equipo de sistemas debe asegurarse de que toda la infraestructura tecnológica esté actualizada con los sistemas operativos más recientes y las soluciones antivirus confiables. También deben instalar un firewall configurado para protegerse de los ataques externos y el acceso no autorizado a la red. Una VPN puede ser una gran herramienta de seguridad de datos, especialmente cuando se navega por Internet. Al encriptar los datos, la VPN establece una capa adicional de seguridad que mantiene su actividad de navegación, información financiera y correos electrónicos invisibles para los cibercriminales.

Las medidas de seguridad de los datos nunca pueden estar completas sin auditorías exhaustivas y periódicas. Una auditoría regular es un enfoque práctico que permite a las empresas identificar vulnerabilidades en el plan de seguridad existente y salvaguardar la seguridad de la información. La auditoría de los datos recopilados después del ataque ofrece a la organización una comprensión perfecta de los errores que pueden dar como resultado infracciones similares en el futuro.

Esta información puede ser fundamental en la creación de una estrategia de ciberseguridad más sólida junto con políticas de seguridad de datos más confiables. Por lo tanto, las empresas deben realizar auditorías completas y periódicas para mejorar el cumplimiento y eliminar los riesgos potenciales.

De igual forma, la mayoría de las empresas dan a algunos empleados acceso privilegiado a sus datos más valiosos. Considere quién en la empresa tiene acceso a información importante del cliente. Conocer los derechos de acceso de cada persona con acceso privilegiado a los datos y las razones para acceder a ellos puede ayudarlo a prevenir el robo y la pérdida de datos.

Las organizaciones deben limitar el acceso a los datos para preservar su seguridad. Deben determinar el tipo de información a los que un miembro del personal necesita acceder para cumplir con sus obligaciones laborales de manera efectiva y asegurarse de que tienen acceso solo a lo que necesitan. Además de proteger la información confidencial contra robo o pérdida, limitar el acceso podría garantizar una gestión de datos y una seguridad más eficientes.

Además, muchas empresas del sector de la salud, la educación y las finanzas manejan datos confidenciales como una parte importante de sus negocios. Tener las estrategias de eliminación de datos adecuadas puede evitar que los datos redundantes se guarden y se retiren en una fecha posterior.

La copia de seguridad de datos periódica es una parte fundamental de una estrategia de seguridad tecnológica completa. Las organizaciones deben disponer de copias de seguridad estables para garantizar que aún tengan acceso a su información confidencial incluso después de la eliminación accidental de archivos o un bloqueo completo de ransomware. Deben almacenar sus datos de respaldo en una ubicación remota y segura lejos de sus principales lugares de trabajo.

También es común que muchas organizaciones no den a la seguridad de la información la seriedad que se merece. Tienen contraseñas deficientes, archivos confidenciales no cifrados y servidores mal configurados.

Las empresas deben cambiar su actitud, especialmente en el cambiante panorama digital con más personas trabajando desde casa. Deben ver la seguridad de los datos como su máxima prioridad. Todos en la empresa deben comprender el valor de la seguridad de los datos, no solo los altos ejecutivos.

Por eso es importante formar a tus trabajadores con la debida educación y formación en el campo de la ciberseguridad para que no ocurra tal cosa. Deben adoptar las mejores prácticas de ciberseguridad, como la autenticación de las identidades digitales de todos los empleados y clientes, así como el uso de VPN actualizadas.

Con las amenazas de ciberseguridad aumentando rápidamente en el mundo, se ha vuelto importante estar armado con las herramientas de seguridad adecuadas y las mejoras de privacidad necesarias para proteger el activo más valioso de la organización, es decir, los datos. La seguridad de los datos debe recibir la máxima prioridad y todos los miembros del personal deben recibir la formación correspondiente.

Para más información, visite: https://www.silikn.com/